"Jesús quiere que sus discípulos no sean como los hipócritas que oran para ser admirados"

El Papa Francisco ha criticado a los cristianos que son hipócritas y que solo oran de pie en las calles para ser admirados por la gente".

El Papa Francisco ha criticado a los cristianos que rezan de manera "hipócrita" solo para ser "admirados" durante la audiencia general de este 13 de febrero, que ha presidido como cada semana en el aula Pablo VI del Vaticano.

 

"Jesús quiere que sus discípulos no sean como los hipócritas oran de pie en las calles para ser admirados por la gente. Jesús no quiere hipocresía", ha señalado ante cientos de peregrinos congregados para escuchar su palabra y recibir la bendición.

 

Para el Pontífice la verdadera oración es "la que se realiza en el secreto del corazón" porque, según ha señalado, "delante de Dios es imposible fingir". "Es un diálogo silencioso, como un cruce de miradas entre dos personas que se aman: Dios y el hombre.", ha indicado. Así, ha asegurado que ante Dios "no hay maquillaje que tenga el poder de enmascarar". "Dios nos conoce así, desnudos en la conciencia y fingir no es posible", ha añadido.

 

En su catequesis, que ha dedicado a la oración del Padre Nuestro, el Papa ha señalado que "hay hombres que aparentemente no son cercanos a Dios". "Pero Jesús nos pide rezar también por ellos, porque Dios busca a estas personas, más que al resto", ha advertido.

 

De esta forma, Francisco ha recordado que Jesús no ha venido "por aquellos que están sanos" sino precisamente por "los enfermos y por los pecadores". Por eso, ha pedido que nadie se sienta "mejor que los demás. Santos y pecadores, todos somos hermanos amados por el mismo Padre", ha concluido.