Javier Laso, orgulloso de la "coherencia y trabajo" de Unidad Popular

Los candidatos de Unidad Popular: Izquierda Unida, Unión Progreso y Democracia (UPyD) y Vox valoran en Salamanca los resultados de las elecciones generales.

Javier Laso, candidato de Unidad Popular, que obtuvo 6.972 votos en Salamanca, el 3,35 por ciento, se manifiesta “muy orgulloso del trabajo realizado en Salamanca, de la militancia y de la coherencia” con la que han concurrido a esta elecciones. No esconde su malestar por no haber podido concurrir junto a Podemos, pero quiso dejar claro que “fue la formación morada la culpable de que no pudieran llegar a un acuerdo, ya que nosotros sólo pedíamos que el candidato se eligiera en primarias, pero ellos tenía directrices muy claras desde Madrid y eso no lo iban a aceptar”.

 

Pese a todo, Laso considera que la batalla por la supervivencia de Unidad Popular se ha ganado en España y confía en que seguirán adelante porque “el cambio no llega de la noche a la mañana, somos una generación joven, con mucho recorrido y con las cosas muy claras y liderados por la coherencia”. Finalmente, critica duramente la ley electoral, que “una vez más nos ha perjudicado” ya que con 1 millón de votos han logrado dos diputados al Congreso, “a nosotros nos cuesta cada diputado 400.000 votos y al PP solo 60.000”, explica Javier Laso. Insiste en la necesidad de cambios urgentes en la ley, “no por nosotros, si no para bien de todos los partidos políticos, los propios ciudadanos y el sistema democrático en general”.

 

 

Por su parte, Águeda Arranz, la candidata salmantina al Congreso de UPyD, que ayer mismo se marchó a Madrid, está hoy pendiente del consejo de dirección de Unión Progreso y Democracia y con pocas ganas de hablar. Sin dudarlo, admite los malos resultados de su partido en Salamanca, aunque también apunta que “son algo mejores que no nacionales”. No obstante, reconoce que “la marca y el proyecto UPyD no consigue calar en los ciudadanos, eso es una obviedad”.  Arranz logró 1.647 votos en la provincia, el 0,79 por ciento.

 

 

Vox logró el respaldo de 811 salmantinos y su líder Enrique de Santiago lamentó que no acaban de despegar y por eso continúan con datos similares a las municipales, “no acabamos de calar en la sociedad salmantina y debemos revisar nuestra estrategia de comunicación y de partido, pero seguiremos adelante y trabajando”. Criticó la actitud ganadora del PP, porque a su juicio se ha “dado una bofetada importante, porque han provocado que algunos de sus votantes se vayan a Podemos, de la derecha a la extrema izquierda”.