Javier Iglesias: "Tenemos el desafío de lograr los mejores servicios públicos en entornos con escasez de población"

Javier Iglesias

El recién elegido presidente de la Diputación ha apostado por combatir la despoblación, eliminar la brecha digital y mejorar los servicios públicos para luchar por el desarrollo de la provincia.

El recién elegido presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, ha reforzado en su discurso de investidura su "compromiso" con todos los habitantes de la provincia y con sus alcaldes y concejales, que "tienen la enorme responsabilidad de ofrecer el servicio público más cercano y más directo, y contribuyen a la vertebración territorial de nuestra provincia".

 

Así, Iglesias ha asegurado que es "tiempo de cambios", aunque "hay aspectos que deben permanecer". "Es tiempo de trabajo y de luchar por nuestra tierra y les garantizo que así lo haremos a través de esta institución", ha asegurado el máximo dirigente provincial, que ha defendido el papel de las diputaciones. "Esta institución es especialista en asistir a los municipios de la provincia, especialmente aquellos más pequeños, más alejados y con menos recursos. Somos una administración de cercanía y esta cualidad nos permite conocer de primera mano las necesidades, las inquietudes y los sueños de los habitantes de estos municipios", ha aseverado.

 

Como reto para esta legislatura, Iglesias ha destacado la necesidad de "ofrecer nuevas oportunidades en el mundo rural para combatir la despoblación". Para ello, considera que es necesario "insistir y ahondar en las políticas que favorezcan el emprendimiento para que una parte del talento apueste por la Salamanca rural, pero no lo harán si no acabamos de una vez por todas con la brecha digital" y ha establecido el compromiso del Gobierno provincial de "extender la banda ancha hasta el último rincón de la provincia".

 

Igualmente, el nuevo presidente ha establecido lo que considera medidas urgentes para "aportar soluciones tangibles y reales que favorezcan el desarrollo" y para las que "no hay que perder ni un solo minuto". En este sentido, ha propuesto "impulsar una discriminación fiscal positiva contundente que sirva de estímulo, reformas legislativas que se adapten a la realidad concreta del mundo rural y servicios públicos de alta calidad como educación, sanidad, atención social e infraestructuras adecuadas".

 

Igualmente, ha establecido el "desafío de tener los mejores servicios públicos en entornos de fuerte dispersión y con escasez de población". "Estamos convencidos de que para mucha gente vivir en un pueblo pequeño puede ser más saludable, agradable y aportar una mayor felicidad que hacerlo en una gran ciudad", ha añadido.

 

Finalmente, ha establecido algunas de las líneas de trabajo de su equipo para esta legislatura que acaba de empezar y que quiere afrontar "con cercanía a los alcaldes y apegado al territorio, no entiendo la política si no es desde una posición de acercamiento, de entendimiento con el que piensa diferente". "Me gustaría que cuando miremos atrás podamos decir que fuimos capaces de facilitar y mejorar un poco más la vida a las personas que viven en nuestra provincia", ha concluido.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: