Javier Iglesias 'olvida' que ya no cobra de la Diputación

(Foto: Chema Díez)

Javier Iglesias no cambia los datos sustanciales de su declarción de bienes en cerca de dos años pese a su paso al Senado y mantiene en sus datos públicos una cifra importante: el sueldo de presidente de la Diputación que ya no percibe. Cobra casi 6.000 euros al mes y su patrimonio ha incrementado casi un 10%.

Sustancialmente la misma que cuando fue nombrado presidente de la Diputación de Salamanca hace más de 20 meses. Así es la declaración pública de bienes del senador Javier Iglesias, que no ha variado más que la letra pequeña de las rentas y patrimonio que declara tener, hasta el punto de conservar en el apartado de retribuciones una que ya no percibe: la de presidente. Un detalle sintomático sobre la transparencia y la claridad en un trámite, el de poner por escrito en el Senado el patrimonio propio, que los senadores se toman poco en serio.

 

La declaración de bienes debe incluir los datos fundamentales que permitan transmitir a los ciudadanos la situación de las cuentas de un político cuando inicia su actividad. Esta práctica se impuso primero en las cámaras nacionales y, después, en el resto de instituciones políticas públicas. Sin embargo, Congreso, Senado, ayuntamientos y diputaciones se limitan sólo a recoger la documentación. Nadie se preocupa de contrastar su veracidad y tampoco en solicitar una actualización que es obligatoria.

 

En el caso del Senado, sus señorías tienen la obligación de presentar diferentes declaraciones de bienes cada vez que haya cambios sobre lo declarado inicialmente. Sin embargo, sus señorías no siempre cumplen: Javier Iglesias, tampoco. Su declaración actual en el Senado, con fecha del día 1 de julio de 2016, es sustancialmente idéntica a la que presentó con fecha de 8 de enero de 2016, en la legislatura 'fallida'. Y también es virtualmente la misma que entregó el 25 de junio de 2015 cuando accedió a la presidencia de la Diputación de Salamanca. Son camino de dos años presentando casi los mismos datos.

 

Lo que más llama la atención es la permanencia de algunas cifras. La más curiosa, en el apartado de ingresos, donde mantiene lo que cobra como presidente de la Diputación de Salamanca: 47.706,75 euros. Según la normativa del Senado, deben declararse las rentas del ejercicio anterior a la fecha de declaración: si esta es de julio de 2016, el dato tiene que ser el de 2015... pero es imposible. Ese dato no debería estar todavía en su declaración de bienes porque Iglesias declaró que renunciaba al sueldo de La Salina en favor de las retribuciones como senador. Además, incluye las retribuciones por los órganos participados por la Diputación (OAEDR, Cipsa, REGTSA) que preside.

 

El resto de la información sobre rentas y activos se mantiene estable. Hay pequeñas variaciones en los saldos de cuentas corrientes y plazos fijos, con aparente traslado de unos a otros; declara los mismos saldos de fondos de inversión; un poco más de ahorro en su plan de pensiones (de 21.500 euros en junio de 2015 a 23.500 euros en julio de 2016) y los mismos activos en Banco de Santander, Banco Popular y Telefónica, con diferente valor por los movimientos del mercado. Mantiene una hipoteca de 120.000 euros a la que le quedan sólo 10.097 euros, paga menos de IRPF, declara los mismos dos vehículos y también su notable patrimonio inmobiliario formado por cuatro viviendas y una parcela entre Ciudad Rodrigo, Rota, Madrid y Galindo y Perahuy.