Javier Iglesias liquida cuentas, fondos y acciones y se compra un 'pisazo' en la Gran Vía

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias.

El presidente de la Diputación y senador da un vuelco a su patrimonio declarado: entre acciones, fondos y depósitos ha obtenido más de 180.000 euros y los ha invertido en una vivienda de 300 metros cuadrados en la céntrica calle salmantina.

Un cambio patrimonial sin precedentes. Esto es lo que ha protagonizado durante 2017 Javier Iglesias, presidente del PP de Salamanca, presidente de la Diputación, concejal de Beleña y senador. Probablemente, el político mejor pagado de Salamanca desde hace años: 72.000 euros de Senado y Diputación sólo durante el último ejercicio y 22 años atado al sillón y remunerado, casi siempre, por partida doble por una administración de la que ha obtenido toda su carrera profesional y su patrimonio.

 

Como cada final de año, los representantes institucionales están obligados a actualizar sus declaraciones de rentas y bienes, cosa que hacen si hay cambios sustanciales con respecto a las que presentan al inicio de la legislatura. Lo normal es que las declaraciones que se presentan reflejen nuevos trabajos o cargos, la compra de un coche, variaciones en inversiones o cuentas o hasta la compra de un piso. Eso, cuando se cumple con la actualización. Pero según la nueva declaración que ha presentado Javier Iglesias, lo suyo ha ido mucho más allá.

 

En un ejercicio notable de transparencia, ya está disponible la última declaración de bienes del presidente de la Diputación, presentada el día 27 de diciembre y que se puede consultar íntegra en el documento de esta información. Una declaración en la que se comprueba que el presidente 'popular' ha liquidad buena parte de su patrimonio económico para comprarse una nueva vivienda, operación que data de julio de 2017. En concreto, y en comparación con la declaración registrada en 2016 en el Senado, Iglesias tiene 'a cero' varios plazos fijos, fondos de inversión cuentas corrientes y su cartera de acciones en Telefónica, Banco Popular y Santander. En total, más de 180.000 euros según la valoración que dio a estos activos en julio de 2016. Declara todavía dos cuentas corrientes con algo más de 10.000 euros y un plan de pensiones con 26.500 euros.

 

 

Detrás de esta liquidación parece estar la otra gran novedad de su declaración de patrimonio: una nueva vivienda. Se trata de un inmueble adquirido en julio de 2017, en el que tiene un porcentaje de participación del 50%. Su valor catastral declarado es de 199.722,99 euros, cantidad próxima al total de dos préstamos solicitados en julio de 2017: 130.000 euros con Caja Rural y otro de 70.000 euros a nombre de Rufino Iglesias Prieto. Tiene pendientes 2.893 euros de una hipoteca de 120.000 euros firmada en 2008 y que aparece casi liquidada.

 

La nueva vivienda en cuestión, de la que ofrece la referencia catastral, está en el primer tramo de la Gran Vía, el más próximo a la plaza de España. Se trata de un edificio de 1944 en el número 21 de la señorial calle salmantina. Tiene 297 metros cuadrados construidos en la tercera planta. Fue reformada hace un tiempo. Según una tasación consultada por este diario, su precio de mercado supera con facilidad los 450.000 euros.

 

En esta última declaración han desaparecido también los integrantes del importante patrimonio inmobiliario de Javier Iglesias, con viviendas en Ciudad Rodrigo, Rota (Cádiz), Madrid y Galindo y Perahuy, patrimonio adquirido desde 1998. En esta última declaración podrían no estar por no considerarse cambios en el patrimonio, no como el resto de los citados.