Javier Iglesias: 22 años atado al 'sillón' para vivir exclusivamente de lo público

Iglesias ha duplicado sueldos y cargos casi ininterrumpidamente desde que logró su primera alcaldía en 1995. Todo su patrimonio procede de lo público: no se le conoce carrera profesional anterior.

Para Javier Iglesias los cargos retribuídos no son ninguna novedad. Los 72.000 euros que ha ingresado en el último año cobrando a la vez del Senado y la Diputación de Salamanca son un reflejo de lo que ha sido para él una práctica habitual. En total, 14 puestos de manera ininterrumpida y, en muchas ocasiones, compaginando responsabilidades y retribuciones. Todo su patrimonio proviene de las arcas públicas porque no se le conoce otra dedicación profesional anterior.

 

Desde que llegó a la política en 1995 siempre ha cobrado de lo público por ejercer sus responsabilidades: en ningún momento ha dejado de estar en nómina de los ciudadanos. Durante los últimos más de 22 años ha encadenado los puestos de alcalde (1995-2015), diputado (1996-2004), procurador en Cortes (1999-2000 y 2007-2011), senador (2004-2008), presidente de la Diputación (2011-hoy) y, desde 2016, de nuevo senador.

 

Esto supone que, desde que accedió a su primer cargo público, han sido pocos los meses en los que no ha compatibilizado dos cargos. Ganó las elecciones municipales en Ciudad Rodrigo el 28 de mayo de 1995 y fue investido pocos días después; el 3 de marzo de 1996 se celebraron elecciones generales en las que logró su primer acta de diputado, que asumió el 27 de marzo, con una diferencia de menos de 10 meses. Y hasta la formación de los nuevos gobiernos municipales el 13 de junio de 2015 ejerció siempre dos cargos, salvo un período entre 1999 y 2000, cuando tuvo tres: alcalde, diputado y procurador en Cortes.

 

Recientemente, ha vuelto a pasar otro corto período sin ejecer doble cargo. El nuevo alcalde de Ciudad Rodrigo tomó posesión en junio de 2015 sustituyendo a Iglesias y, desde entonces, fue durante un tiempo 'sólo' presidente de la Diputación. El cambio le duró menos de seis meses: desde el 27 de junio de 2015 que tomó posesión para su segundo mandato en La Salina al 13 de enero de 2016 en la primera de sus dos últimas juras como senador. Eso sí, durante ese tiempo ha sido también concejal en la localidad de Beleña, sin retribución reconocida.

Noticias relacionadas