Javier Castaño: "La responsabilidad en Madrid es única, quita el sueño"

Javier Castaño ha tenido que ganarse los festejos tarde a tarde desde que empezó a torear. ya tiene la mente en su próximo compromiso en Madrid. Será el 28 de mayo con reses de Partido de Resina. El torero salmantino sigue soñando con más. 

Javier Castaño en el Puente Romano (Foto: I. A.)

"Vértigo", así es como define el torero salmantino, Javier Castaño, la situación actual que vive la tauromaquia. Y es que a uno, da igual la profesión que ejerza, "no le gusta que le vayan a insultar a la puerta del trabajo". Así se presenta este leonés afincado en nuestra tierra charra a la que ama y respeta por encima de todas las cosas.

 

Castaño, que cumple este 2018 17 años de alternativa cuenta como ha evolucionado su toreo. Ahora intenta que "valgan" el mayor número de toros posibles con el poso que solo el tiempo da, sin olvidar el valor incuestionable que a veces atropella la razón. Hoy aparca sus trastos: capote muleta y espada y se abre en canal para tribunasalamanca.com, los retos nunca han sido un problema para él. 

 

Se encuentra "feliz" y no le asusta la vida, han pasado ya dos años del 'toro' más fiero que tuvo que pelear, el de los pasillos de hospital donde 'estoqueó' al cáncer, a buen seguro el mejor capotazo que ha dado, por cierto, "ya olvidado"

 

Le quita el sueño su próximo compromiso en Madrid el 28 de mayo con reses de Partido de Resina, compartirá cartel con Ricardo Torres y Thomas Duffau. La mente ya está en la capital de España, siempre con "responsabilidad e ilusión". Él sigue soñando con abrir la Puerta Grande de San Isidro. 

 

-Hace dos años que superaste el cáncer, ¿cómo se encuentra? ¿Ve la vida de otro modo?

-"Bien, son aguas pasadas, de aquello me recuperé, ahora tengo las revisiones pertinentes. Está olvidado ya. Ahora la vida bien, ilusionado con la temporada que viene por delante". 

 

-Ha sido un invierno muy largo, ¿ha podido tentar todo lo que quisiera?

"No me ha permitido tentar mucho de enero a marzo, este último mes si lo he hecho bastante, que en realidad, es cuando más te sirve ya que es cuando tenemos los compromisos más importantes. He estado en Salamanca, Sevilla y Huelva. Y ahora apurando y corrigiendo todos los defectos posibles, con la mentalidad ya en Madrid". 

 

-¿Se sienten apoyados los toreros salmantinos por ganaderos y políticos?

-"Sí, sobre todo de ganaderos, estoy muy agradecido. Con los políticos la cosa está peor".

 

-Cada vez que ha tenido una cita en Sevilla la afición se ha rendido a su toreo, ¿por qué este año se ha quedado fuera de los carteles?

-"Son las cosas de las empresas, en el toreo no hay memoria, lo que haces un año no te sirve para el siguiente. Hay que estar en cada corrida de toros dando un golpe sobre la mesa, intentando dar argumentos, y bueno, hay veces que crees que te lo mereces porque te lo has ganado en los ruedos y te lo roban en los despachos. No le doy más vueltas, aunque si me hubiera encantado estar en Sevilla".

 

 

-Faltan unos días para su cita en Madrid, ¿se encuentra preparado para estar allí? ¿Cómo se prepara?

-"Tengo una corrida unos días antes de estar allí, en Santisteban del Puerto (Jaén) que es mi primer contacto con el traje de luces, y luego Madrid es la plaza que más te quita el sueño, que más me responsabiliza, pero es la plaza que más ilusiones despierta también. Un triunfo en Madrid, buenas sensaciones, que vean a un torero con la madurez de los años, con poso... eso siempre da".

 

-¿Se encuentra cómodo con la ganadería a la que se va a enfrentar?

-"He matado muchas corridas duras pero de Partido de Resina no tengo mucha experiencia con ellos, creo que sólo he matado dos corridas de toros con ellos. He estado en su casa tentando, viendo las reacciones de las vacas, captando todos los detalles. Tengo fe en que puedan embestir y sacarle lo que llevan dentro".

 

-¿Le quita el sueño Madrid?

-"Si, nos quita el sueño a todos los toreros, y el que diga que no se lo quita es que no va responsabilizado. Madrid transmite unas sensaciones inexplicables. El otro día estuve en la finca de Dámaso González, que en vida no pude coincidir con él, pero muchas veces lo habíamos hablado. Sus hijos querían que echara un día con ellos y me decían que el maestro era muy templado, pero que cuando llegaba San Isidro le notaban ese punto".

 

 

-¿Cuántas veces ha estado en Madrid?

-"Más de veinte, pero el número concretamente no lo sé".

 

-¿Cómo ha evolucionado tu toreo con el paso de los años?

-"Mucho. He sido un torero con muchos altibajos, pero si es cierto que al principio de mi carrera intentaba acortar mucho la distancia con los toros. Ese planteamiento para cierto tipo de toros chocaba. Con el paso de los años uno va adquiriendo ese oficio y creo que he evolucionado las faenas que cada toro tiene, las distancias, las alturas... dar a cada toro la lidia que tiene y que te valgan el mayor número de ellos posibles". 

 

-¿Se termina de cumplir alguna vez el sueño de ser torero?

-"Nunca terminas de sentirlo, por muy bien que te vayan las cosas siempre quieres un poco más, y si no fuera así, cuando creas que lo has conseguido todo es el principio del fin". 

 

-El rector de la USAL ha cancelado la Cátedra de Tauromaquia, ¿qué le parece?

-"Muy decepcionado, que pase en otro sitio se puede entender, pero en Salamanca no. Esto es tierra de toros y toreros, de ganaderías... aficionados, de mucha gente que vive del toro. Da mucha rabia... creo que al rector le ha entrado miedo por tres antitaurinos que se han manifestado, que en realidad, no saben ni lo que defienden. Ha cambiado tanto el toreo de veinte años hasta hoy que me da vértigo pensar lo que puede pasar, aunque quiero ser optimista".

 

-¿Cree que el toreo va a desaparecer a largo plazo?

-"Yo quiero pensar que no. El momento que se vive en la actualidad no creo que se haya vivido nunca, con una corriente tan negativa. Lo que pasa que la fiesta de los toros es lo más grande que puede existir. Lo que sea capaz de hacer un torero delante de un animal fiero con apenas un trapillo, ser capaz de dominarlo y crear arte... eso no se da en ninguna otra profesión. Quiero agarrarme a eso y a la gente a la que todavía le gusta. Hay un lado para preocuparte y otra para estar tranquilo".

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: