Javi Lin Chen, un salmantino luciendo violín en Got Talent

Nació en Salamanca unos años después de que sus padres llegaran desde Taiwan a la capital charra, donde, finalmente, decidieron quedarse a vivir. “Soy charro taiwanés de toda la vida”, bromea.

 

Como buen salmantino que es, porque es “salmantino de toda la vida” aunque no lo parezca, decide quedar con nosotros bajo el reloj de la Plaza Mayor para contarnos su participación en las audiciones del concurso televisivo Got Talent España, que desarrolla su primera edición en Telecinco. Francisco Javier Lin Chen, “pero todos me llaman Javi”, tiene 28 años y con su violín eléctrico al hombro ha decido plantarse frente a Jesús Vázquez, Edurne, Jorge Javier Vázquez y Eva Hache, exponiendo su arte para buscarse un hueco en la semifinal.

 

- ¿Cuál es tu formación, la profesional y la musical?

 

 

- Tengo el grado profesional en Violín en el Conservatorio Profesional de Salamanca, y acabo de terminar el grado de Enfermería en la Universidad Pontificia. También hice cinco años de Informática, pero lo dejé porque no me gustaba.

 

- Dos cosas muy diferentes, ¿no?

 

Bueno, pero no te creas, que enfermería y música unidas enlazan perfectamente en la rama de la musicoterapia, sobre todo en los casos de cuidados paliativos. Sería un enfoque profesional muy bonito.

 

- Y si tu pasión es la música, ¿por qué estudiaste Enfermería?

 

- Tenía inquietud por conocer el cuerpo humano y, además, me gusta cuidar a las personas, se me dan bien las personas, soy bastante abierto y muy sociable. Es una manera de ser que me puede ayudar a cuidar a las personas.

 

- Pero tu afición principal es la música.

 

- Sí, el violín es realmente mi afición. Aunque ahora pase al primer plano de mi vida, es un ‘hobby’ porque lo disfruto mucho, es un entretenimiento, algo que hago por satisfacción personal. La gente me dice que transmito mucho cuando toco y creo que es porque lo disfruto de verdad. No quiero ser el más famoso del mundo pero sí disfrutarlo al máximo y que la gente que tengo delante lo disfrute.

 

 

- ¿Eres consciente de que participar en Got Talent y salir en la tele es un gran salto

 

Jaja… Pues no sé… Mis amigos ya tienen mucho miedo a eso, y dicen que no van a volver a salir conmigo porque Salamanca es muy pequeña, me conoce mucha gente. Soy oriental, hablo español perfectamente y toco el violín, son ingredientes que hacen que se me reconozca fácilmente. Si encima salgo en la tele, puede ser… ufff.

 

 

- Si llega, ¿estás preparado para la fama?

 

- No, creo que no lo estoy, pero sí tengo mucha ilusión y emoción, tengo los pies en la tierra e intento llevarlo con sensatez.

 

- ¿Qué esperas conseguir de tu paso por la televisión?

 

- Más proyección a nivel nacional o internacional, a lo mejor me ve la persona adecuada, alguien que me lleve fuera de Salamanca a hacer conciertos.

 

- ¿Entonces sí quieres vivir de la música?

 

- Sí, pero con la esencia de una afición, dedicarme a la música y vivir de ella pero disfrutándola. Mis planes, mi objetivo es intentar ser alguien en la música y voy a ir a por ello. Me gustaría que me llamaran para tocar fuera de Salamanca, en Madrid, Barcelona o incluso en Europa, eso sería muy interesante. Sin embargo, a corto plazo, sinceramente, si me pongo a tocar en la calle realmente es porque me gusta (y lo hace, con cierta frecuencia, en la calle de la Rua, en plena zona antigua salmantina). Me presenté al concurso y con las audiciones soy feliz, si logro más, pues mejor…

 

 

- También tocas en la calle, ¿eso te ha ido bien hasta ahora?

 

- La calle me gusta por llegar a la gente más que por el recaudar, el dinero no es mi objetivo principal cuando toco en la calle, me gusta que me escuchen, que se paren porque les gusta lo que hago, que me miren los niños…

 

- ¿Cómo te sentiste en las audiciones, más juzgado que en la calle?

 

Es un juicio diferente, en la calle quien se queda a escucharte es por que le gusta. pero en las audiciones te tienen que escuchar, les guste o no, y después valoran. Aún así, todo lo he vivido con muchísima emoción.

 

- ¿Ahora cómo te sientes?

 

- Expectante….

 

- ¿Qué tal con los jueces, Jesús Vázquez, Edurne, Jorge Javier Vázquez y Eva Hache?

 

- Muy divertido pero con un poco de miedo. Yo, cuando tocó, cierro los ojos porque me gusta irme a mi mundo, pero a veces los abro; y les veía delante… muy serios… menos Edurne, que siempre sonríe y, a parte de guapa, es muy simpática. Veremos qué pasa…

 

- ¿Qué música se lleva a un concurso como Got Talent?

 

- Yo creo que lo adecuado es llevar espectáculo, que rompa los moldes, que no tenga nada que ver con lo esperado de un violín. Mezclando lo actual con lo clásico, por eso he decidido utilizar el violín eléctrico. Busco algo diferente y que la gente deje de pensar que el violín solo puede estar en salas de conciertos o sonar por Vivaldi…

 

 

- ¿Qué música te gusta?

 

Me gusta tocar de todo. Me encantan Ed Sheeran, Bruno Mars, Mago de Oz… de todo.

 

- ¿Y con un violín se puede ser el alma de la fiesta?

 

- Esa es mi intención cuando me contratan para algún evento, cuando toco en una fiesta quiero ser el protagonista y eso es lo que también quiere el que me contrata, innovación, un violín puede estar en una discoteca.

 

 

Fotos: CAH