Javi 'El Camionero' y su mujer niegan haber matado al hombre de Pizarrales y después quemar su casa

Los acusados de homicidio a Félix Peralta durante su comparecencia en la Audiencia Provincial

Los acusados, F.J.A.G. y M.L.G.C., se enfrentan a una pena total de 36 años y 6 meses de prisión por un delito de robo con violencia, homicidio e incendio posterior de la vivienda.

Los dos acusados por la muerte de un hombre en Pizarrales el pasado 28 de junio del año 2013 y posteriormente prender fuego a su vivienda han declarado este lunes 3 de abril a partir de las 9.30 horas, en la Audiencia Provincial de Salamanca, tras años de investigación en el caso.

 

Así, Francisco Javier A. G., más conocido en el barrio de Pizarrales como 'El Camionero' y Lourdes G.C., su mujer y de nacionalidad portuguesa, se enfrentan a 36 años y seis meses de prisión, -18 años y medio para él y 18 años para ella-, tras ser acusados de homicidio a Félix Peralta de 51 años, robarle algunos utensilios y después incendiar su casa. 

 

En este sentido ambos han negado su participación en los hechos y han dejado claro "que no conocían a la víctima". "O consumía o trabajaba", ha asegurado Lourdes quién además ha añadido que acudían a "comprar y consumir" al "fumadero de Iván o al fumadero de 'La Amparo'". En referencia a esta última declaración, la acusada ha afirmado que 'La Amparo' era la mujer que el pasado 7 de marzo fue apuñalada en Pizarrales.

 

Por otro lado, Javi 'El Camionero', tras exculparse de los hechos y explicar que tanto él como su pareja vivían en un piso junto a otras tres rumanas que ejercían la prostitución, su "vida era de lo más normal", "consumía heroína y cocaína siempre que teníamos dinero, mi mujer trabajando en un club en Vitigudino y otro en Béjar, además de los clientes que ya tenía, llegaba a ganar 2.000 euros al mes", por parte cobraban el paro y una ayuda de alrededor de 300 euros.

 

Los acusados del homicidio a Félix Peralta en su declaración en la Audiencia Provincial

 

El presunto homicida ha querido explicar a los presentes que dentro del centro penitenciario en el que se encuentra cumpliendo condena, "comenté a otro preso que estaba allí por el homicido a Félix, y me dijo que no podía ser que me acusaran a mí de eso, que quien lo había matado era F. S. M. 'El Piper'".

 

Finalmente, tras la comparecencia de los acusados, han declarado los policías que intervinieron el día de la muerte de Félix Peralta. Entre sus testimonios destaca que al detener a Lourdes y sin explicarle como había sido el homicidio, la mujer dijo "que no había cogido un cuchillo en su puta vida" sin ni siquiera saber cual había sido el arma homicida.

 

El fiscal pide una indemnización de 180.00 euros por daños morales para el hijo, la madre y la hermana del fallecido y otra de casi 33.000 euros por los daños de la vivienda.