Jakobsen regresa a lo grande en La Vuelta con un rotundo triunfo de etapa
Cyl dots mini

Jakobsen regresa a lo grande en La Vuelta con un rotundo triunfo de etapa

Taaramäe se cayó en la zona protegida y pudo llegar a meta para seguir como líder de la prueba.

El holandés Fabio Jakobsen (Deceuninck-Quick Step) ha ganado este martes la cuarta etapa de La Vuelta 2021, disputada entre El Burgo de Osma y Molina de Aragón sobre 163,9 kilómetros, en un potente esprint picando hacia arriba en el que festejó su regreso a La Vuelta.

 

Jakobsen, que tuvo un gravísimo accidente en el que se llegó a sufrir por su vida hace un año en Polonia, está de vuelta en la elite tras ganar dos etapas en el Tour de Valonia y, ahora sí que sí, al lograr su primera etapa en una 'grande' tras su vuelta al pelotón, la tercera en La Vuelta en su palmarés.

 

Fue un final explosivo, aunque la subida no fue tal como para impedir que los velocistas más puros lucharan por el triunfo final, con Arnaud Démare (Groupama-FDJ) segundo y Magnus Cort (EF) tercero. Démare, por el gran trabajo de su equipo, parecía el más fuerte pero no contaba con el 'macho alfa de la manada'; Jakobsen.

 

Había una corta rampa máxima del 7 por ciento de pendiente, pero el final en Molina de Aragón, bajo su imponente castillo, no era duro como para que Alejandro Valverde pudiera buscar en él la etapa que persigue en esta Vuelta. El mejor español fue Juanjo Lobato (Euskaltel-Euskadi), duodécimo, por delante de Jon Aberasturi (Caja Rural).

 

Alberto Dainese (DSM) y Michael Matthews (BikeExchange), pese a estar entre los favoritos, fueron cuarto y quinto. Peor le fue al hasta ahora portador del maillot verde de la regularidad, un Jasper Philipsen que fue noveno y cede esa clasificación a Jakobsen, que cierra el día con una sonrisa de oreja a oreja.

 

Dentro de la zona de seguridad, se cayó el líder Rein Taaramäe (Intermarché-Wanty-Gobert), que pudo volver a la bici y entrar en meta para seguir de líder, vistiendo el maillot rojo. Fue, salvo este lance, una etapa tranquila y sin sobresaltos.

 

Se esperaba una jornada movida si aparecía el viento, pero no sopló con fuerza como para crear abanicos. Y, en cuanto a la escapada, la fuga fue española, con Carlos Canal y Ángel Madrazo (Burgos-BH) y Joan Bou (Euskaltel-Euskadi), cazado a 14 kilómetros de la meta,

 

Este miércoles, la quinta etapa partirá de Tarancón y llegará a Albacete tras 184,4 kilómetros. Otra jornada llana, más larga, con otros final al esprint como objetivo para los equipos de los velocistas.