Jaime García Romo: "El atletismo está creciendo, pero en España falta educación deportiva"

Jaime García Romo en una de sus competiciones en Estados Unidos

Hace apenas unas semanas, el atletismo español hacía historia en el Campeonato de Europa de Atletismo de Berlín. España, quedó novena en el medallero, sin duda, un triunfo para el deporte español, que poco a poco ve como los 'deportes minoritarios’ crecen cada vez más.

El atletismo está de moda y en Salamanca tenemos grandes deportistas, auténticos héroes que llevan a la ciudad charra a lo más alto. No son jugadores de fútbol  y no ocupan portadas, pero merecen un reconocimiento y, como decía Diego García Carrera, que se alzó con el segundo puesto en los 20 km marcha del europeo, “algún día conseguiremos que esto cambie”.

 

Sin prisa pero sin pausa, el atletismo ‘engancha’.  Hoy, conocemos a Jaime García Romo, que con tan solo 24 años tiene tres medallas de subcampeón de España y dos internacionalidades en Campeonatos de Europa Júnior. Actualmente, se encuentra en Estados Unidos, donde compagina su carrera profesional como atleta con el estudio del Máster en Sport Manager.

 

¿Qué cómo saca tiempo para todo? Aquí, todo es muy fácil, asegura. Las facilidades que nos dan a los atletas y la    oportunidad de compaginar estudios y deporte, son muy superiores a las que tenemos en España. Además, las becas que ofrecen a los estudiantes son muy buenas. En España, es prácticamente imposible complementar mis estudios con la práctica del atletismo y, especialmente si quiero ser profesional. ¿No te arrepientes no? Me arrepiento de no haber venido antes, tenía ofertas desde que estaba en segundo de bachillerato, pero nunca me lo había planteado seriamente hasta que estuve en tercero o cuarto de carrera. ¿Cómo se toma una decisión así? Yo en Salamanca, ya había acabado la carrera, quería hacer un máster y me salió la oportunidad de venir a Estados Unidos. Tenía ofertas de varias universidades y al final elegí la que más me gustaba y la que más se adaptaba a lo que quería.

 

Pero claro, cómo cualquier historia, todo tiene un principio. Siempre me ha gustado mucho el deporte y al ser de pueblo estás siempre en la calle jugando al fútbol, al frontón, con la bici o al baloncesto, hacíamos de todo. Empecé con el atletismo en el colegio y competía en los juegos escolares con mi profesor de Educación Física. Compaginé atletismo y natación al principio, hasta que llegó un punto en el que me era imposible compaginar las dos cosas. Desde ahí empecé a ganar carreras y, a partir de ese momento, fiché por el club Azul y Blanco, donde estuve entrenando hasta que he venido prácticamente a Estados Unidos. También estuve en Zamora y en Madrid.

 

Mario, el hermano pequeño, también en Estados Unidos es un referente no solo en España, sino en Europa en categorías inferiores ¿Qué hay de tus padres? Mis padres no practican ningún deporte. Siempre han ido a vernos a todas las carreras, a entrenar…siempre nos han ayudado en todo lo que han podido para conseguir nuestro sueño. Al final los padres siempre están ahí. Mis padres se tenían que repartir, cuando Mario tenía que correr en Sevilla y yo en Barcelona a ver cómo lo iban a hacer (risas).  

 

24 años y con mucho pasado. He seguido una progresión, en cuanto a las competiciones; de los campeonatos de Castilla y León pasé a los de España y de ahí a conseguir medalla en dichos campeonatos. Todavía conseguí subir un poco más y fui internacional con la española. Ahora mismo cómo te encuentras.  Ahora mismo estoy entrenando muy bien y muy duro, sesión de mañana y tarde durante tres días a la semana y el resto una sesión, más o menos son tres horas al día, aunque también depende del periodo de la temporada. Aquí, en Estados Unidos, lo máximo son los Nationals, es la competición estrella, donde se clasifican las treinta mejores universidades del país y cada equipo cuenta con siete integrantes. Así, primero tienes que conseguir entrar dentro de tu equipo, nosotros somos quince. Y tú…entre los siete. Sí, el año pasado fui el segundo mejor del equipo. Este año podemos estar en los Nationals.

 

¿Y en relación al futuro? Me gustaría seguir con el atletismo una vez que acabe el máster, pero depende mucho de mi evolución a lo largo de este año, de cómo me encuentre compitiendo y de las marcas que haga. Si puedo dedicarme profesionalmente al atletismo lo haré, pero si no, seguiré corriendo dándole prioridad a otras cosas como puede ser mi puesto de trabajo. Y esos objetivos, esas marcas…¿hasta dónde tienen que llegar? Este año hay mundial…está complicado ir, pero creo que puedo estar en buenas marcas en 5.000. Si me veo con la posibilidad de estar luchando por ir a un campeonato internacional, seguiré con el atletismo.

 

Si me veo con la posibilidad de estar luchando por ir a un campeonato internacional, seguiré con el atletismo.

 

¿Se ve reflejado todo el trabajo que conlleva el deporte del atletismo? Yo creo que en España la verdad es que no. Puedes estar muy bien de forma y haber trabajado mucho y al final no conseguir el resultado que te habías propuesto, pero también conseguirlo y que tampoco se valore nada. Eso al final va en cada uno y porqué hace cada uno lo que hace, si lo hace por dinero, por fama… Yo, por ejemplo, el primer motivo por el que hago atletismo es porque me gusta, no porque me vayan a dar ninguna beca. El atletismo es un deporte que para que te dediques a él profesionalmente te tiene que gustar mucho, si no es muy complicado porque es durísimo.

 

¿Qué hacemos para cambiarlo? Tenemos que aprender a vender el atletismo mejor, que atraiga al público y que, sobre todo, los niños que están empezando a hacer deporte vean el atletismo como algo atractivo y algo que les guste practicar. Falta educación deportiva, todo empieza en los colegios, en el valor que se enseña a los niños de otros deportes y no solo del fútbol, aunque los niños al fin y al cabo lo que ven en la tele es lo que quieren hacer y lo que ven en la tele es fútbol. Los que se enteran del mundo del atletismo, son los que están dentro del mundo del atletismo.

 

Tenemos que aprender a vender el atletismo mejor, que atraiga al público y que, sobre todo, los niños que están empezando a hacer deporte vean el atletismo como algo atractivo y algo que les guste practicar.

 

¿Está creciendo? Yo creo que sí. Sobre todo con las carreras populares, pero todavía nos falta ese paso de relacionar lo que es el atletismo con lo que ahora llamamos el “running”. Por curiosidad, ¿cómo son las remuneraciones en la Selección Española? Para conseguir beca con la selección tienes que cumplir una serie de requisitos que establece la federación .Esos requisitos suelen basarse en la consecución de una serie de resultados, sobre todo, en campeonatos internacionales: de Europa, del mundo y Juegos Olímpicos. Si no lo consigues, no hay remuneración. Puedes haber estado todo un año trabajando para llegar a ese punto, que si te lesionas, tienes una mala carrera o simplemente no tienes el día, no tienes remuneración económica.

 

Jaime dice que siempre ha tenido admiración por ciertos atletas, pero que cada uno tiene que buscar y encontrar su propio método. Hoy, ayudará a nuevas generaciones a buscar su estilo, porque Jaime, es de admirar.