Izquierda Unida denuncia la corrupción estructural del PP en Salamanca
Cyl dots mini

Izquierda Unida denuncia la corrupción estructural del PP en Salamanca

Gabriel de la Mora (Ganemos) y Francisco Javier Herrero Polo (IU) en imagen de archivo

La formacioón de izquierdas asegura que apoya a Ganemos en su denuncia sobre el 'Caso Aceinsa'.

Izquierda Unida considera que en la ciudad de Salamanca existe una corrupción estructural y un clientelismo político evidente entre el PP y las empresas concesionarias, cuyo último episodio es la presunta malversación de fondos públicos denunciada por el grupo Ganemos.

 

La coalición recuerda que en 1999, presuntamente, varias empresas concesionarias del Ayuntamiento pagaron la campaña electoral del PP, siendo Fernández-Mañueco Secretario Provincial del PP, y su actual mano derecha, Fernando Rodríguez, responsable de las cuentas de la campaña electoral. “Presuntamente se han visto beneficiadas por el PP en esos años, mediante las contrataciones municipales, FCC, Gecocsa, Eulen o Grupo Curto, en perjuicio de las Arcas Públicas. De forma que las Empresas vieron incrementados sus beneficios de formas obscenas mientras los salarios y condiciones laborales de los trabajadores se hacían insoportables”, señala Francisco Javier Herrero Polo, Coordinador Local de IU Salamanca.

 

IU Salamanca lamenta que no sea este el último caso de corrupción que salpica al PP de Salamanca, y al actual alcalde, en particular. A finales de 2015, la juez que instruía el caso Pokémon, relacionado con supuestos tratos de favor a la empresa Aquagest por parte de ayuntamientos, solicitó al Alcalde de Salamanca, Fernández-Mañueco información sobre presuntos pagos de viajes y regalos, tras la intervención de correspondencia electrónica en la investigación judicial. El regalo que podría haber recibido Mañueco se refería a entradas para el partido de fútbol celebrado en el estadio Santiago Bernabéu. Desde entonces, el alcalde, presidente del PP autonómico, y Secretario del partido durante los años de la caja B, acreditada en el Caso Gurtel gracias a la denuncia de Izquierda Unida Federal, han visto como su nombre ha salido a relucir en varias ocasiones, en los asuntos de corrupción más sonados, como el Caso Lezo el Caso Enredadera, pero siempre de soslayo o sin pruebas contundentes para abrir una investigación judicial.

 

Ahora, el Grupo Municipal Ganemos Salamanca ha denunciado la presunta existencia de favores, que el propio alcalde habría ordenando o consentido, hacia la empresa Aceinsa, concesionaria municipal desde que Mañueco entró en la alcaldía.

 

Izquierda Unida de Salamanca ha tenido acceso a los escritos de denuncia y ampliaciones interpuestas por el Grupo Municipal de Ganemos. Estos escritos y denuncias suponen un cuadro fiel de la trama corrupta que habría posibilitado que la empresa Aceinsa lograra la adjudicación del contrato de alumbrado y la prórroga del contrato de señalización, remarca Herrero Polo. Existen Sentencias del TSJCyL que anulan el primer contrato con ACEINSA, informes del Interventor señalando la ilegalidad de la prórroga, por haber sobrepasado varios años la vigencia del mismo, e incluso de los pagos, que supònen una estafa de más de 800.000€ a las arcas municipales, es decir, a la mayoría de trabajadores, parados, pensionistas y jóvenes salmantinos abocados a dejar nuestra ciudad y provincia por la falta de oportunidades.

 

Dados los indicios señalados por Ganemos, Izquierda Unida de Salamanca considera imprescindible una investigación exhaustiva sobre estos contratos. Entre ellos, destaca el elevado coste de este contrato en relación a otras ciudades de nuestro entorno, como Valladolid, que el redactor del pliego, quien informa de las ofertas de las empresas y el responsable de decidir los ingresos finales de la empresa sea la misma persona, el jefe de la policía, quien ha sido cuestionado en numerosas ocasiones por actuaciones dudosas e irregulares, tanto por la gestión de otros contratos del área de policía (chalecos, videocámaras, equipo de telecomunicación, etc.) como por ser el cabecilla policial del grupo SIETE, dedicado entre otras cuestiones, a perseguir a la disidencia social y política del PP y el propio alcalde.

 

Ha tenido que entrar el Grupo Ganemos Salamanca, como expresión plural de otras formas de hacer política, y destinadas hacia la praxis de la misma desde la Ética, el respeto y Compromiso con lo Público y los Derechos Sociales, para que después de cuatro Legislaturas con Cánovas haciendo y deshaciendo y Sagasta viéndolas venir, el común de los ciudadanos charros y las fuerzas políticosociales de la Izquierda sepamos nuevamente qué ocurre en nuestro Ayuntamiento, lo cual nos demuestra que la idea de renunciar a una candidatura propia de Izquierda Unida a las Municipales de 2015, en favor de este Proyecto fue la acertada”, concluyó el Coordinador Local de IU Salamanca Ciudad.