Izal hace despegar la nave de los conciertos de Ferias y Fiestas de Salamanca
Cyl dots mini

Izal hace despegar la nave de los conciertos de Ferias y Fiestas de Salamanca

Mikel Izal, durante el concierto del grupo. Foto: A. Santana
Ver album

El grupo, que estrena el sideral escenario del auditorio de Puente Ladrillo, no defraudan a sus seguidores que llenan el aforo máximo.

Arrancan Izal con su particular visión del apocalipsis. Su aclamada última gira les llevó en misión espacial directos al éxito, pero algo se torció en algún momento: un extraño suceso les obliga a cambiar de planes y adaptar sus espectáculos a las normas de higiene y distancia. Y con ese nuevo rumbo han triunfado en Salamanca ante un aforo exacto de 2.500 personas, todas sentadas y con distancia, con mascarilla y sin levantar más que las manos, un ejercicio de contención enorme por parte de los asistentes a un estreno, el del auditorio de Puente Ladrillo.

 

El grupo, uno de los más interesantes del momento en la música patria, hacía el estreno del conciertódromo montado para la ocasión en este solar. Y la primera prueba ha funcionado. El acceso, a pesar de las colas (con poca distancia), ha sido correcto y el sonido, muy bueno. Se nota el imponente escenario, que no hubiera cabido en la Plaza Mayor. Casi una nave espacial como la que simulan los Izal en su actual montaje.

 

Con una pequeña demora, el grupo se ha presentado ante el aforo máximo previsto para los próximos conciertos, sabedor de que había vendido todo: ha sido, por encima incluso de Melendi, el que más interés ha suscitado desde el primer día. El estreno no ha decepcionado y muy pronto, con 'Autoterapia' (la segunda del repertorio tras la apertura), han empezado a volar manos al aire mientras los asistentes coreaban las poéticas letras de Mikel y sus compañeros.

 

Faltaba saltar, pero claro, no se puede... Aunque el grupo y sus canciones pueden ser de los que menos sufran por ello: una silla y compañía (grupos de tres máximo) puede bastar para disfrutar de su música. Era lo obligado, y ni temazos como 'Copacabana' sacaron a la gente de su compostura. Es lo que toca: sentados en una nave espacial las Ferias y Fiestas han despegado.