IU se suma a la macrocausa por los contratos irregulares en la Diputación de Salamanca

El vicepresidente Carlos García Sierra (Foto: F. R.)

Izquierda Unida presenta una querella por fraude, prevaricación y alteración de precio en concurso público contra Manuel Borrego y Carlos García Sierra. Se incorpora a la macrocausa que ha puesto en marcha la justicia salmantina contra esta presunta trama de corrupción.

La macrocausa abierta en la justicia salmantina para esclarecer las responsabilidad en la presunta trama de contratos irregulares en la Diputación de Salamanca sigue engordando. Ahora viene a sumarse Izquierda Unida, que ha decidido presentar una querella contra los dos principales actores de la supuesta trama, el exdirector de área de Fomento, Manuel Borrego, y el vicepresidente y diputado de Fomento, Carlos García Sierra. La denuncia la han presentado en los últimos días los servicios jurídicos de IU tras decidirlo por unanimidad el consejo político en enero.

 

En su querella, IU imputa a los dos delitos de fraude, prevaricación y alteración del precio en concurso público; corresponderían con los movimientos para falsear contratos y adjudicarlos a una serie de empresas que se hacían de manera constante con las obras aprovechando pliegos de condiciones hechos a medida para favorecerles. El texto de la querella apunta directamente a Borrego y García Sierra, los dos cargos con más poder, político y técnico, a la hora de tomar decisiones en el área de Fomento de la Diputación, y a los que también apuntan otras acciones judiciales como las del PSOE.

 

El exdirector de área fue señalado desde el primer momento como uno de los máximos responsables de una trama que habría adjudicado contratos de manera irregular favoreciendo de este modo a cinco empresas que se habrían beneficiado de obras por más de 12 millones de euros. Y al vicepresidente García Sierra apuntan todos los focos en cuanto a la responsabilidad política, ya que fue responsable de Fomento durante todo el período que se investiga y dijo no haberse percatado hasta hace poco más de un año a pesar de que por sus manos pasaban todos los procesos de contratación como diputado del área.

 

El coordinador provincial de IU, Domingo Benito, denuncia "la situación en que se encuentra la Diputación en este escándalo, sobre el que pedimos toda la documentación cuando salió a la luz y que no se nos han entregado a día de hoy a pesar de las declaraciones de transparencia del señor Iglesias", motivo por el cual han decidido querellarse. "Estas situaciones forman parte de algo que debe ser extinguido en las administraciones, que son los contratos para favorecer a empresas", ha dicho Benito, que hace tiempo que ha pedido cambios en los sistemas de contratación "para conseguir procesos más limpios, claros y transparentes". Benito lamenta que "asuntos como este o los despidos de IFESA evidencian que en la Diputación de Salamanca pasan muchas cosas feas".

 

La decisión de IU puede aumentar el número de partes que se personen en la macrocausa abierta por la justicia salmantina por la trama de contratos irregulares. Primero la fiscalía trasladó a los juzgados una querella iniciada en la propia Diputación y reforzada por Confaes y Cámara, que fue admitida a trámite; y casi en las mismas fechas se admitió también en otro juzgado la denuncia presentada por el PSOE. Ante esta situación, se suspendieron las comparecencias de Borrego, García Sierra y varios funcionarios de la Diputación, citados a partir del día 3 de febrero, para unificar las diligencias de las dos acciones judiciales admitidas, ya que trataban los mismos temas. Si se admite la querella de IU, se sumará al proceso.