IU exige explicaciones al Ayuntamiento por las obras en La Platina, inconclusas desde 2007

Se realizan ‘stops’ en zonas no permitidas para cruzar debido a que los accesos a la zona residencial están cortados.

Izquierda Unida ha denunciado que las obras de urbanización del Sector 77 de Salamanca, que afectan al barrio de La Platina y al acceso oeste de la ciudad, comenzaron a ejecutarse en 2007 y aún no han finalizado. A causa de esta situación, han apuntado desde el partido, "se realizan ‘stops’ en zonas no permitidas para cruzar debido a que los accesos a la zona residencial están cortados hasta llegar a las rotondas de los extremos, situadas a más de dos kilómetros".

 

La formación de izquierdas recuerda al Ayuntamiento que, tras varias quejas de vecinos y comercios de la zona, éste se comprometió en febrero de 2014 a requerir a la empresa encargada la pronta finalización de las obras para así poder normalizar el acceso a la ciudad y la circulación en el barrio.

 

Izquierda Unida, que  se ha reunido in situ con algunos vecinos para valorar el problema, denuncia que “han pasado varios meses y la situación sigue sin resolverse. Los accesos a las avenidas Luis de Camoens y Fernando Pessoa  continúan cerrados”, además, señalan que “hay operarios realizando pequeñas obras en la calzada aparentemente sin ninguna finalidad”.

 

Desde IU consideran que el problema "tiene su origen en la especulación inmobiliaria y en la burbuja vivida antes de la crisis". José Luis Sánchez, coordinador local, señala que “la mala indicación de las obras y la calzada, provoca la confusión de los conductores en algunos tramos  que se encuentran con coches que vienen de frente por confundir su carril”. Según Sánchez, “la situación que llevan soportando  los vecinos durante más de dos años, ya ha provocado algún accidente”.

 

Izquierda Unida exige al Ayuntamiento una explicación razonable de por qué se ha permitido esta situación durante tanto tiempo y qué medidas piensa tomar para obligar a la empresa a finalizar las obras y restaurar así la normalidad. En caso de incumplimiento de la empresa, en IU se preguntan si tendrá que hacerse cargo el Ayuntamiento y si eso supondrá algún gasto extra para las arcas municipales.