Islas mal ubicadas, calles que deberían cerrarse al tráfico... la valoración patrimonialista del plan de carga y descarga
Cyl dots mini

Islas mal ubicadas, calles que deberían cerrarse al tráfico... la valoración patrimonialista del plan de carga y descarga

Vehículos de reparto en la Rúa Mayor. (Foto: A. Santana)

Los colectivos en defensa del patrimonio creen que el nuevo proyecto de carga y descarga defendido por el Consistorio es "una patada hacia adelante" y que "no es la herramienta que Salamanca necesita para resolver un problema de hace años"

La nueva legislación sobre carga y descarga en el centro de la ciudad ha levantado dudas en varios colectivos, como los patrimonialistas. En la asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio confiesan que no entienden algunas de las propuestas de Consistorio. 

 

Para empezar, critican que el Ayuntamiento no haya presentado el anteproyecto a más agrupaciones ciudadanas o vecinales ni a otros profesionales a los que afecta la regulación de la carga y descarga. Citan el caso de los guías turísticos, que cada dían lidian con los vehículos de reparto que circulan por la Rúa o la calle Compañía.

 

En el caso de los patrimonialistas "ni nos han contestado" a las propuestas que les hicieron en 2020. Portavoces de la asociación añaden que el año pasado acudieron a ver cómo funcionaba el plan piloto del Ayuntamiento para mejorar la carga y descarga "y presentamos nuestras observaciones". La asociación remitió al Consistorio en julio del año pasado un documento con numerosas sugerencias, cuando el proyecto para cambiar la carga y descarga daba sus primeros pasos. Ha pasado casi un año y los patrimonialistas han comprobado que el Consistorio "no las ha tenido en cuenta", a pesar de que son "cuestiones evidentes", como vetar la presencia de camiones en calles estrechas, como Pan y Carbón o Jesús. "Es insólito" que el Ayuntamiento quiera habilitar islas de reparto en esas zonas, afirman. "Son calles muy estrechas y de un sólo sentido, casi sin espacio físico".

 

En esta línea, tampoco comparten la idea de que se permita parar delante de las Úrsulas o en tramos de la calle Bordadores. "Hay que buscar alternativas, como reservar plazas de aparcamiento, reforzar la presencia policial, otros modelos de reparto...", sugieren. Además, creen que las calles Prior y Toro deberían estar vetadas a los vehículos "con cierto volumen", igual que la plaza del Corrillo, tanto por el impacto visual de los transportes como por posibles daños al pavimento e incluso por riesgo hacia los peatones. "Nos preocupa el tránsito peatonal", comentan. El plan del Ayuntamiento contempla dejar circular por algunos tramos de las calles Toro y Prior a determinadas horas.

 

Así, el punto de entrada y salida de la Plaza, opinan, debería ser el arco de Poeta Iglesias, porque es el más alto del ágora. El resto "son muy bajos y se puede dañar el monumento". Sí aplauden que se limite el peso máximo de los vehículos que podrán circular por el centro (10 toneladas), pero exigen que se controle que cumplen dicho peso.

 

Finalmente, se confiesan "sorprendidos" de que la regulación de la carga y descarga se 'ventile' con un bando y no con una ordenanza. "Un bando son sólo instrucciones. No tiene régimen sancionador. Son consejos, igual que el de ahora, del siglo pasado. No es la herramienta que Salamanca necesita para resolver un problema de hace años y que va a seguir. Han dado una patada hacia adelante y para nada. Parece que hacen algo, pero en realidad no hacen nada. Hay cosas que no se entienden", concluyen. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: