Iratxe García critica la incoherencia de Vox con el mundo rural por alinearse en Europa con quienes no quieren fondos de cohesión

La eurodiputada socialista advierte que España necesita un Gobierno fuerte para poder negociar la PAC, los fondos de cohesión y el futuro presupuesto comunitario.

La eurodiputada y vicepresidenta de los socialista europeos, Iratxe García, ha visitado Salamanca este lunes por la mañana para reunirse con reprsentantes del mundo de la agricultura, y antes ha protagonizado una intervención dentro de la campaña del PSOE para las elecciones generales. "Ahora es el momento de posibilitar con una mayoría contundente un gobierno de progreso", ha dicho en su intervención acompañada de los candidatos al Congreso y el Senado por Salamanca, David Serrada y Elena Diego, respectivamente.

 

García, exdiputada por Valladolid, es una gran conocedora de la problemática agraria y rural de Castilla y León y ha advertido que el próximo gobierno deberá negociar tres acuerdos fundamentales en el marco europeo. Por un lado, los presupuestos para los próximos siete años, que incluyen las posibilidades de financiación de los estados; y por otro, la PAC y las políticas de cohesión, los fondos de apoyo y estructurales que afectan al sector agroganadero y al mundo rural. "De el gobierno que tenga España dependerá el futuro de estas negociaciones", para lo que apuesta por un ejecutivo fuerte y con una mayoría contundente.

 

"Me sorprende ver ahora a fuerzas como Vox defender lo agrícola y el mundo rural cuando en Europa están del lado de quienes quiere recortar los fondos de cohesión", ha dicho García sobre la ubicación de Vox en Europa, en el grupo de la extrema derecha euroexcéptica. Por ello, ha reclamado un "cordón sanitario" al estilo del que se ha hecho en Europa para aislar a las fuerzas de extrema derecha. No obstante, ha lamentado que "en España PP y Ciudadanos hayan formado gobiernos con Vox siempre que han podido", gobiernos que califica como "del pasado y de la alianza de las derechas".

 

García ha asegurado que el PSOE es el único partido capacitado para formar "un gobierno de progreso" y ha pedido "una mayoría clara y contundente" para Pedro Sánchez el próximo 10 de noviembre.