Inyección municipal de 300.000 euros a la Cámara con la compra de terrenos que estaban cedidos gratuitamente
Cyl dots mini

Inyección municipal de 300.000 euros a la Cámara con la compra de terrenos que estaban cedidos gratuitamente

El presidente de la Cámara de Comercio, Benjamín Crespo. Foto: A. Santana

El Ayuntamiento de Salamanca adquiere un solar que la Cámara había cedido gratis a una entidad social: casi 300.000 euros para financiar la falta de actividad de la institución de Crespo y Checa.

La Cámara de Comercio ha participado en una operación que bien parece un 'pelotazo' sin concesiones. Se resume en los casi 300.000 euros que ha obtenido de la venta de un solar que había cedido gratuitamente y que sirvió para que una entidad social, Cáritas, levantara un centro, terrenos que ahora la institución cameral vene a través de un convenio en el que el Ayuntamiento de Salamanca paga el 100% de la operación con una subvención directa a la citada entidad social. Una operación urbanística a tres bandas en la que la Cámara logra una importante inyección financiera, mientras el ayuntamiento paga por algo que estaba cedido gratuitamente con la entidad social como convidado de piedra, haciendo una compra que, aparentemente, no necesitaba.

 

El asunto se remonta al pasado mes de diciembre, casi en los últimos días del año 2019. Concretamente, con fecha 30 de diciembre, se firma el convenio entre Ayuntamiento de Salamanca y Cáritas con el objeto exclusivo de financiar la adquisición de la parcela número 8 en la calle Hoces del Duratón del polígono El Montalvo. Esa parcela es la que la Cámara cedió a Cáritas en 2002 de manera gratuita por 30 años para que levantara allí un centro integral de empleo, La Encina.

 

A pesar de que la cesión no ha expirado, a finales del año pasado, y aparentemente por iniciativa propia, el consistorio propone a Cáritas adquirir la parcela en la que esta tiene derecho a estar hasta 2032. El terreno en cuestión es propiedad de la Cámara de Comercio que concedió un derecho de superficie.

 

Para hacer realidad la operación, el Ayuntamiento se compromete a aportar 297.205,72 euros que es el valor estimado de adquisición del inmueble en una valoración hecha el 29 de noviembre a tal efecto por el gerente del Patronato Municipal de Vivienda y Urbanismo. El consistorio hace esa aportación única y exclusivamente para financiar la compra del solar por parte de Cáritas, que lo usaba a título gratuito y tenía todavía 12 años de cesión por delante.

 

Con esa valoración y condiciones, se redacta el convenio con fecha 30 de diciembre y con unas estipulaciones muy concretas. El pago se hace en un único plazo al 100%, casi 300.000 euros, con una vigencia del convenio, según el documento al que TRIBUNA ha tenido acceso, que tendrá efectos hasta el 31 de diciembre, es decir, un día. La justificación de la subvención tiene un plazo que acababa el 1 de marzo, así que si nada se ha torcido, ya es irreversible.

 

Así que la Cámara suma otra nueva inyección económica que sumar a los 15.000 euros de la renovación del convenio para mantener el vivero de empresas o los 30.000 que recibió para reabrir el CIG. Todo, con un nivel de actividad reducido y con un fin directo: utilizar las subvenciones para pagar la estructura de la Cámara, empezando por los sueldos del personal, con su secretario general a la cabeza.

 

La Cámara pide habitualmente que las cláusulas de las subvenciones permitan pagar como gastos justificados nóminas, una práctica repetida de la actual Cámara. Un capítulo que suele engrosar la justificación de la mayoría de subvenciones que recibe la institución cameral. Para justificar las actuaciones por las que va a cobrar subvención, basta una memoria con certificados del propio secretario general Emilio Checa que atestigue que se ha gastado el dinero en los fines previstos

 

Hay que recordar que los actuales rectores de la Cámara, su presidente Benjamín Crespo y su secretario general, Emilio Checa, 'huyeron' de la patronal Confaes a bordo de Aesco, la entidad de comercio, dejando sin abonar una importante cantidad: más de 300.000 euros. Ambos ocupaban los mismos puestos en Aesco.

Noticias relacionadas