Investigadores salmantinos y japoneses, unidos por el desarrollo

(Foto:F.Rivas)

Las universidades de Salamanca y Osaka (Japón) trabajan conjuntamente en proyectos de nanotecnología

Las universidades de Salamanca y Osaka (Japón) trabajan conjuntamente en proyectos “concretos” de nanotecnología aplicada a tejidos, que suponen hacer frente común a una investigación “muy aplicada y transversal”.

 

Así lo ha explicado el rector de la Universidad de Salamanca, (USAL), Daniel Hernández, en compañía del presidente del Instituto de Tecnología de la Universidad de Osaka, Yoshikazu Nishikawa.

 

Al acto, que ha tenido lugar en el edificio del Rectorado de la USAL, han asistido también el profesor de la Facultad de Ingeniería del  Osaka Institute of Technology, Sigeru Omatu, y el decano de la Facultad de Ciencias, Juan Manuel Corchado Rodríguez.

 

 

Durante este encuentro, los presentes han explicado que estas colaboraciones entre ambas entidades se están haciendo de manera puntual entre investigadores de las universidades pero que el objetivo es mantener colaboraciones “más extensas” y periódicas, además de propiciar el intercambio de alumnos, profesores e investigadores entre las dos partes.

 

Con este fin, los responsables de los dos centros han firmado un convenio marco de colaboración, que tratarán de ir dando contenido a lo largo de los próximos cursos y diseñar otros puntos de encuentro entre las facultades salmantina y de Osaka.

 

Actualmente, la universidad nipona cuenta con más de 7.500 alumnos y cerca de 300 personas de personal docente, que se reparten entre las tres facultades existentes: Ingeniería, Información y Tecnología, y Propiedad Intelectual.

 

Uno de los puntos clave en la investigación del personal de la institución japonesa es la que se centra en la asimilación sin provocar catástrofes de posibles terremotos, una línea que se revitalizó con los efectos del tsunami de asolo al país hace dos años.