Investigado un ganadero en Salamanca después de encontrar en su finca 22 reses muertas y otras 50 en estado de inanición

La explotación ganadera se encuentra en Sando de Santa María y el hombre de 77 años es acusado de los delitos de abandono y maltrato animal.

Como consecuencia de las labores propias de la especialidad del Cuerpo de la Guardia Civil, y en especial de la protección de la flora y fauna llevada a cabo de forma permanente por el SEPRONA, el pasado 19 de diciembre, Guardias Civiles de esta Comandancia detectaron en una explotación ganadera sita en el término municipal de Sando de Santa María a 22 reses de vacuno muertas y otras 59 en estado de severa inanición.

 

La causa de la muerte parece ser la insuficiencia en la alimentación de los animales y el negligente cuidado veterinario, extremos acreditados por los servicios veterinarios del Servicio de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León.

 

Como consecuencia de la investigación se determinó que el propietario de los animales cesó de forma consciente en proporcionar una alimentación proporcionada al número y tipo de los animales de la explotación, lo que desembocó en la muerte de las reses tras un periodo intenso de agotamiento e inanición.

 

Por todo ello se procedió a investigar al propietario, un varón de 77 años de edad, como supuesto autor de los delitos de abandono y maltrato animal.

 

Las diligencias han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Salamanca.