“Invertir en cultura es futuro y si no lo hacemos, lo vamos a pagar”

Pedro Pérez Castro, director de la Casa Lis, recuerda la ‘crisis’ que superaron en 2004 y que ahora les ha hecho más ‘fuertes’

Al director del Museo de Art Déco y Art Nouveau de la Casa Lis no le duelen prendas en reconocer que la crisis llega a todo y a la gestión cultural, por encima de todo. Al menos, “nosotros captamos turismo de más calidad que ha notado menos la crisis”, apunta Pérez Castro con alivio.

Pérez Castro reconoce, sin embargo, que “en crisis, la cultura es lo que menos interesa a los ciudadanos y es normal. Por eso es tan frágil”.

“Invertir en cultura es futuro, como en investigación. Es evidente y si no lo hacemos lo vamos a pagar. Y en Salamanca más porque no hay otra salida. Lo único que tenemos que hacer es potenciar las inversiones de manera original, moderna y tecnológicamente avanzada. La pena es que tenemos que exportar a gente que ha costado mucho formarla y se va gratis a otros países. Si somos capaces de remontar todo esto, sin embargo, volverán formados y con experiencia”, añade.

Sin embargo, el director de la Casa Lis reconoce que una de las claves de su éxito actual fue precisamente la crisis que superaron en 2004, cuando el Gobierno local de entonces les retiró la financiación municipal: “Al final, Lanzarote nos hizo un favor. Entonces, su financiación era un porcentaje importante del museo y tuvimos serios problemas para mantenerlo. De hecho cerramos algunos días antes de lograr una nueva forma de gestión que nos ha hecho sobrevivir”, reconoce.

Ahora, el museo sigue el “modelo anglosajón de mantenimiento y autogestión sin dejar de lado lo que la sociedad le da al museo. Este modelo se basa en temas de promoción, por un lado, funcionando como una empresa y en buscar recursos externos por otro, como la tienda, la cafetería o la segunda tienda abierta ahora”.

“Hemos logrado tener un 75% del presupuesto cubierto con ingresos propios. En eso sí que somos pioneros”, reconoce el director de la Casa Lis. “En el Prado está pasando algo parecido, pero no van a llegar al 75% porque sus cargas son muy importantes”, añade.

“Somos una referencia en el mundo de los museos por la originalidad de la gestión.  Las exposiciones temporales importantes ya las hacía mucha gente, sobre todo en Europa, no hemos inventado nada, pero sí nos han destacado fuera usar nuestras propias exposiciones como elementos promocionales. Un ejemplo es ‘Cabaret’, que vende Salamanca por toda España. Eso sí nos lo han destacado fuera”, reconoce Pérez Castro.

Los desayunos de TRIBUNA, Pedro Pérez Castro  Los desayunos de TRIBUNA, Pedro Pérez Castro  Los desayunos de TRIBUNA, Pedro Pérez Castro

“Somos un valor más de visita a Salamanca. Hay un porcentaje de personas que vienen a ver la Casa Lis. Somos un elemento de promoción singular que no tienen otras ciudades. Está claro que en Castilla y León hay museos importantes y muy buenos, pero que son todos ‘iguales’. La Casa Lis es diferente”, añade.

En cuanto al futuro que le espera al Museo de Art Déco y Art Nouveau, es “la comunicación e internet”. El primer paso fue remodelar su sitio web y el siguiente será “un blog diferente y una tienda online. De este modo buscamos hacer partícipes a públicos presenciales o no presenciales del museo”, dice.

“El trabajo con ‘los amigos del Museo’ también nos ha hecho mucho bien. La sociedad salmantina disfruta del museo. Tenemos más de 700 socios que pagan una cuota, se vinculan y tienen una responsabilidad. No hay otra asociación cívica o cultural en Salamanca que tenga tantos asociados”, añade Pedro Pérez.

Otra de las iniciativas de éxito en el museo es el uso por las noches de la Casa Lis con las ‘Noches de Lis’. “Las vamos a mantener. Queríamos un proyecto más ambicioso, pero hay dificultades de financiación. Así, es una forma de dejar que el museo se visite por la noche”, añade.

Es más, este viernes día 1 se inaugura la terraza de la Casa Lis, abierta a todos los salmantinos.

En el corto plazo, la Casa Lis está preparando para el último trimestre del año una muestra “relacionada con Unamuno y una exposición didáctica con nuestros propios fondos”, dice. Aunque para el próximo año ya se está trabajando en “algo muy fuerte” que vuelva a dinamizar el día a día del museo salmantino.

La iniciativa de Art Project de Google ha sido otro espaldarazo para la Casa Lis: “Nos obliga a desarrollar todo el potencial de internet. Ahora estamos en una primera fase que consistió en modificar nuestra web y entrar en Facebook y Twitter, pero hay mucho más detrás que nos ha puesto en valor”.

De hecho, Pérez Castro no deja de reconocer que “somos un museo pequeño y humilde, en la oferta museística de este país no estamos en el ‘top 10’, pero la gente nos respeta y, sobre todo, tenemos una respuesta de la sociedad, el público responde”, dice.

La especulación inmobiliaria dejó al museo sin posibilidades de ampliación

“Nuestra apuesta de futuro es internet porque desgraciadamente no tenemos la posibilidad de la ampliación física del museo. La tuvimos, pero no se hizo por la especulación inmobiliaria de esta ciudad. Hubiera sido un proyecto increíble, que unía prácticamente la Casa Lis con el huerto de Calixto y Melibea. Si el Archivo finalmente se va a la Plaza de los Bandos, todavía  tendríamos una posibilidad de expansión si nos cedieran ese edificio, aunque es complicado”, reconoce.

Otra de las críticas que Pérez Castro hace se refiere a la señalización de la ciudad. “Salamanca es una ciudad muy mal señalizada. Había un proyecto para realizarla, que se ha parado por la crisis pero es fundamental”. “De hecho, no es fácil llegar a la Casa Lis ahora mismo”, reconoce su director.

Por esta precisa razón se abrió la nueva tienda de la Casa Lis en la calle Prior: “Detectamos que el museo no está suficientemente promocionado por la Sociedad de Turismo. El primer objetivo de la tienda es ser la oficina de turismo del museo en la Plaza Mayor. Luego, por supuesto, queremos que sea sostenible, que tenga un rendimiento económico y que sea un espacio que se amortice”, apunta Pedro Pérez.

 “Salamanca tiene cada vez menos presencia cultural en Castilla y León”

Por esta razón, Pedro Pérez Castro cree firmemente que la Junta de Castilla y León comete una “injusticia con esta ciudad por cuestiones objetivas: se decidió que Salamanca sería el foco cultural de la comunidad y cada vez tenemos menos presencia y es clarísimamente una estrategia de la Junta. Estamos perdiendo muchos puntos. Sin embargo, no quito culpa al político de aquí, que no reclama ni mete presión  a la Junta. Están calladitos, como anestesiados o adormecidos”, asegura.