Interior confirma que Marlaska cesó a De los Cobos por no filtrarle investigaciones

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, en el hemiciclo del Congreso de los Diputados.

Puntualiza que quería tener conocimiento de las mismas pero no de su contenido.

El Ministerio del Interior ha admitido que el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid se produjo por haber incumplido el procedimiento de comunicación de actuaciones, aunque puntualiza que esa comunicación debía ser "a los solos efectos de conocimiento, no del contenido de las mismas".

 

Así lo ha manifestado el departamento que dirige Fernando Grande Marlaska a raíz de una información publicada por El Confidencial, que recoge la propuesta oficial de destitución que realiza la directora de la Guardia Civil, María Gámez.

 

En ese escrito se precisa que la pérdida de confianza se produce porque el coronel no informó del "desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil en el marco operativo y de Policía Judicial con fines de conocimiento".

 

El informe que la Policía Judicial remitió al Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, y por el cual se preguntó a Pérez de los Cobos, cuestiona la celebración de la marcha del 8-M en la capital --autorizada por el delegado del Gobierno en esta comunidad-- y de otros 129 actos multitudinarios en plena crisis del coronavirus.

 

"MINTIÓ DESCARADAMENTE"

 

En declaraciones a laSexta,  Bal ha dicho que, si Grande-Marlaska aceptó la destitución por los motivos que constan en el documento escrito por Gámez, se demuestra que el ministro "mintió descaradamente" cuando aseguró que simplemente había hecho una remodelación de equipos.

 

Ya en aquel momento "no nos lo creímos", ha añadido el diputado, que considera que la razón que alegó Interior inicialmente para apartar a Pérez de los Cobos, "pérdida de confianza", no explicaba los motivos reales de la decisión.

 

Ciudadanos ya exigió la dimisión de Grande-Marlaska la semana pasada tras el cese de Pérez de los Cobos, que motivó la dimisión del director adjunto operativo de la Guardia Civil, teniente general Laurentino Ceña, y la posterior salida del jefe del Mando de Operaciones, teniente general Fernando Santafé.

 

Para Bal, las explicaciones que ha dado el ministro sobre estos movimientos son "pueriles, increíbles e inadmisibles" y dejan claro que "está mintiendo".

 

POSIBLES DELITOS

 

Además, ha advertido de las consecuencias judiciales que puede tener el hecho de destituir a un coronel de la Guardia Civil "por no dar información sobre algo de lo que no podía dar información" por tratarse de "una causa secreta de instrucción penal y funciones de la Policía Judicial".

 

Según ha recordado, las investigaciones criminales son secretas, y si alguien intenta conocer su contenido sin ser parte en el procedimiento, podría incurrir en un delito de descubrimiento y revelación de secretos.

 

Y, en el caso de que Pérez de los Cobos dijera que sus superiores le amenazaron con cesarle si no les daba información sobre esa investigación penal, aunque eso fuera "ilegal", podría añadirse un delito de amenazas o coacciones, según ha precisado Bal, que antes de ser diputado ejercía como abogado del Estado.

 

Tras esta información, el Ministerio del Interior señala que el cese se produce por una pérdida de confianza derivada "entre otros, porque se incumplió el procedimiento de comunicación de actuaciones, a los solos efectos de conocimiento, no del contenido de las mismas, que se debe a la dirección de la Guardia Civil a través de la cadena de mando".