Interceptan a un conductor temerario "derrapando a gran velocidad" en la avenida de Villamayor

Avenida Villamayor de Salamanca

Se saltó semáforos en rojo desde que le localizaron en Pizarrales.

La Policía Local de Salamanca ha conseguido dar alcance y parar la marcha de un conductor que circulaba con su vehículo "derrapando a gran velocidad" y sin respetar los semáforos en rojo por el barrio Pizarrales y que, al verse sorprendido por varios agentes, comenzó una huida con persecución por varias calles hasta ser interceptado por otra patrulla en la avenida de Villamayor.

 

Según fuentes municipales, los hechos ocurrieron sobre las 19.30 horas del 15 de enero, cuando J.C.G.C, de 42 años, fue sorprendido en la calle San Pedro por una patrulla, y trató de huir "con grave peligro" para los viandantes que cruzaban en verde y para otros conductores que tuvieron que apartarse para no chocar con él.

 

Como el conductor no atendió a los requerimientos policiales acústicos y luminosos de detención, los agentes iniciaron una persecución que culminó en la avenida de Villamayor, a la altura del hospital de la Santísima Trinidad, donde fue finalmente interceptado por una segunda patrulla policial.

 

Además de ser denunciado por conducción temeraria, también lo fue por llevar en el interior de su vehículo armas y objetos peligrosos, concretamente un cuchillo de 35 centímetros de longitud y un bastón de hierro de casi un metro.

Comentarios

Para #1 17/01/2018 20:45 #3
Gracias a esas leyes que tanto criticas vivimos en uno de los países más seguros del mundo. Si no te gustan puedes irte a USA, dónde las leyes son mucho más duras y la defensa propia está bien vista, por lo que los delincuentes son mucho más agresivos y es uno de los países desarrollados más violentos.
normal 17/01/2018 18:29 #2
Los derrapajes se producian por la intensa nevada y la falta de informacion de la DGT, el cuchillo y la barra, porque iba a casa de su abuelita a hacer la matanza..¡Leña para los que ponen en peligro a los demás!
Miguel 17/01/2018 15:03 #1
Y seguramente con más de un antecedente... Así nos va con el buenismo progre que favorece una sociedad donde los delincuentes campan a sus anchas y las personas decentes pagan impuestos.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: