Íñiguez y Julbe, sin punto de encuentro: "La gente que habla mal de los demás, se critica a sí mismo"
Cyl dots mini

Íñiguez y Julbe, sin punto de encuentro: "La gente que habla mal de los demás, se critica a sí mismo"

Roberto Íñiguez recrimina a Julbe sus quejas sobre las jugadoras de Avenida en distintas acciones (Foto: Arai Santana)
Ver album

La versión de Julbe tras llamar "deshonestas" a las jugadoras de Avenida en la Copa es que no hay que justificar lo que se dice en un tiempo muerto y eso no lo entiende así el entrenador de Avenida que lo intentó hablar sin suerte. 

Unas palabras de Alfred Julbe en el partido de la Copa de la Reina durante un tiempo muerto, en el que calificó de "deshonestas" a las jugadoras de Perfumerías Avenida no sentaron bien y fueron criticadas por Roberto Íñiguez que indicó que intentaría hablar con el entrenador de Spar Girona antes del duelo para ver la razón por la que dijo aquello. Ese encuentro se produjo, porque el propio Íñiguez ha contado que intentó hablar con Julbe en el hotel, pero "no salió demasiado bien".

 

Sobre lo que comentó fue interpelado Julbe que no se desdijo. De hecho vino a decir que lo que se dice en los tiempos muertos no cuenta. "Casi siempre doy explicaciones de todo lo que yo diga en una rueda de prensa, durante un partido si se tuviera que aclarar, al menos en el basket de donde yo vengo, lo que pasa en un tiempo muerto... pues mira, me sabe mal lo que he tenido que escuchar", dijo.

 

Es habitual, como justificación. Esa es la conclusión que se saca de sus palabras. "Además dice que "tener que justificarme de tiempos muertos... y esto es una ciudad de basquet que yo respeto mucho. Yo vengo de otro mundo, a Salamanca vine cuando muchos ni estábais así que respeto por el equipo, el club, el proyecto y la ciudad, lo he seguido sobre todo en la época de Lucas Mondelo porque me gusta mucho él como persona y lamento mucho esta situación. Si Barça o Madrid, Zeljko o Pablo tuvieran que justificar lo que se dice dentro estaríamos todos llorando"

 

No muy lejos estaba Roberto Íñiguez que pudo escuchar sus palabras que es evidente que no le gustaron. De hecho seguramente se las esparara porque ya se habían visto las caras en el hotel. "El asunto queda zanjado. Siempre creo que la gente que habla mal de los demás, habla mal de si mismo. Cada uno queda retratado, quise hablar con él en el hotel y la conversación no salió demasiado bien y ya está, creo que al final la gente que funciona así, en el fondo son el espejo de lo que dicen y cuando desacalifican de falta de honestidad a la gente, quizás la falta de honestidad es la tuya. Tengo una manera de ver las cosas, he sido jugador, él hablaba de nombres de entrenadores y no quiero hablar y zanjado". 

 

Durante el partido se pudo vivir un 'cara a cara' y es que ante las continuas quejas del técnico visitante a los colegiados señalando empujones y agarrones desde su punto de vista, le respondía directamente Íñiguez defendiendo a las suyas. 

 

 

Noticias relacionadas