Ingresa en prisión tras ser sorprendido conduciendo sin carné en cuatro ocasiones

Reincidencia grave. El último arresto por esta causa se produjo el pasado domingo. Juicio rápido. Aceptó la pena de 4 meses de cárcel
E. G.

El magistrado decretó el ingreso en prisión de un joven, al que los agentes han sorprendido hasta en cuatro ocasiones conduciendo sin carné, según señalaron fuentes jurídicas.

El último arresto se produjo el pasado domingo cuando los agentes identificaron el turismo del arrestado, cuya identidad responde a las iniciales R. G. A. Tras darle el alto y pedirle la documentación, comprobaron que el joven no disponía del permiso de conducir, por lo que procedieron a su detención.

Da la casualidad de que no es la primera vez que los efectivos sorprenden a R. G. A., circulando con el turismo sin carné. De hecho, ya ha sido condenado en otras tres ocasiones anteriores por los mismos motivos. Tras el arresto, el detenido acudió en la mañana de ayer a los Juzgados de Colón para la celebración de un juicio rápido, que no llegó a celebrarse ya que se conformó con la pena de cuatro meses de prisión.

El arrestado ingresó ya ayer en el centro penitenciario de Topas, según las citadas fuentes.

Se da la circunstancia de que el imputado es conocido en el ámbito policial por diversos hechos delictivos. Además, es el joven que viajaba en el asiento del copiloto en la madrugada del día 27 de abril del pasado año, cuando el taxista Ángel Sánchez falleció tras recibir un disparo en la cabeza, tiro que según la investigación iba dirigido al copiloto R. G. A.

El joven también fue detenido a comienzos del mes de febrero acusado de asestarle presuntamente una puñalada a otro joven en el glúteo. Este suceso ocurrió sobre las 10.00 horas del día 13 de febrero, cuando el Servicio de Emergencias de Castilla y León 112 recibió el aviso de que un joven de 26 años había sido víctima de una agresión con arma blanca en el glúteo. La víctima fue evacuada al Hospital Virgen de la Vega.

Un día más tarde, R. G. A. fue detenido acusado de ser el presunto autor de la puñalada, aunque quedó en libertad tras prestar declaración ante el juez de Guardia.