Indignación entre los industriales de Salamanca por la petición de subida de los ganaderos

(Foto: Chema Díez)
Ver album

Los ganaderos demandaron una subida de 0,04 euros para los cochinos de cebo y de cebo de campo para sorpresa de los industriales, que solicitaron una repetición... una semana después de haber demandado también un aumento de los precios.

La mesa de porcino ibérico de la Lonja de Salamanca parece haberse convertido en un 'Expediente X'. Y es que, no hay quien entienda lo que ocurre en la misma cada semana.

 

El hecho de que ganaderos e industriales no se entiendan nunca forma ya parte de la vida diaria de un sector que vive en una situación de bonanza en los últimos años, pero que pende de un hilo porque los precios tan pronto benefician al ganadero como lo hacen al industrial. Es así...

 

En la última jornada de la Lonja de Salamanca (24 de julio), los industriales apelaron a la estabilidad dentro del sector para los cochinos de cebo y de cebo de campo, mientras que los ganaderos ven una realidad completamente diferente y por ello dejaron claro que los cochinos "se buscan, se piden y hay ocasiones en las que cuesta llenar un camión. Incluso piden jaulas sueltas", aseguraron.

 

En la ronda de cotizaciones, los ganaderos pidieron una subida de 0,04 euros para el cebo y el cebo de campo, mientras que los industriales solicitaron una repetición de los precios salvo Isidoro Blázquez, Luis Ramos y Fernando Santos, que pidieron una bajada de 0,04 euros para contrarrestar la petición ganadera. Llama la atención, y mucho, que tan solo 7 días antes todo el sector industrial demandase una subida de precios de hasta 0,02 euros... y solo una semana después pusieron el grito en el cielo por esta cotización alcista.

 

Finalmente, el cebo y el cebo de campo aumentaron su precio 0,01 euros, por los 0,03 euros de los lechones, que han cambiado su tendencia y están al alza,

 

Por su parte, en el porcino blanco, repetición de precios para el selecto, normal y graso, además de para cerdas y tostones. Los lechones, por contra, bajaron su precio 5 euros.