Indemnizado un vecino de Salamanca al que una compañía dejó 14 días sin gas, con tres hijas menores

Todo nació a raíz de una denuncia de Facua, por una mala información de los comerciales a la hora de hacer el cambio. Su familia, con tres hijas de cinco, ocho y diez años, estuvo 14 días sin gas.

EDP Energía ha indemnizado a un vecino de Salamanca al que dejó 14 días sin gas después de una mala información que los comerciales de la empresa proporcionaron a la hora de hacer el cambio de compañía, según han informado a Europa Press fuentes de Facua Castilla y León, de la que el cliente es socio y que gestionó una reclamación.

 

Manuel Antonio M.V. era cliente de Gas Natural cuando recibió la visita en su domicilio de dos comerciales de EDP Energía, que le ofrecieron una mejora de las condiciones del contrato, si cambiaba de empresa suministradora.

 

Los comerciales de EDP le dijeron que la compañía se encargaría de todo, incluso de asumir la penalización que pudiera cobrar Gas Natural por incumplir el compromiso de permanencia que obligaba al socio, según el relato de Facua.

 

Sin embargo, días después de contratar la portabilidad del suministro de gas, Manuel Antonio recibió una carta de Gas Natural en la que se le informaba de que tenía que pagar una penalización de más de cien euros por cambiar de compañía con el compromiso de permanencia aún en vigor.

 

En ese momento, el socio de FACUA se puso en contacto con los comerciales que lo visitaron, que le recomendaron que diera marcha atrás a la operación para que Gas Natural no le cobrara la penalización.

 

Pero su solicitud para dejarlo todo como estaba llegó tarde, ya que la portabilidad ya se había formalizado y al cursar la baja ante EDP Energía, tal y como los comerciales de la empresa le habían indicado al socio de Facua que hiciera, la compañía le retiró el contador y lo dejó sin suministro.

 

El socio de Facua decidió volver a dar de alta el servicio con EDP Energía para poder disponer nuevamente de gas en su domicilio, al tiempo que presentaba una reclamación ante la compañía por la información errónea que sus comerciales le habían facilitado y por la mala gestión que de su caso había hecho la empresa.

 

Facua presentó en nombre de Manuel Antonio, en primer lugar, una reclamación ante la empresa exigiendo que se solucionara el problema de falta de suministro que se había originado como consecuencia de la información errónea facilitada por los comerciales de EDP Energía. Su familia, con tres hijas de cinco, ocho y diez años, estuvo 14 días sin gas.

 

El problema no quedó resuelto cuando, por fin, volvió a tener suministro, pues en la primera factura la compañía le cargó casi 67 euros por darle de alta el nuevo contador.

 

Como la compañía no se avenía a hacerse cargo de esta cantidad, Facua solicitó el arbitraje de Consumo ante la Junta Arbitral de Castilla y León, que comunicó a EDP Energía el inicio del procedimiento. Antes de la celebración del arbitraje, EDP Energía propuso indemnizar al socio de Facua con 250 euros y éste lo aceptó.