Incinerados en Huelva los restos mortales de Lara Luelmo para su posterior traslado a Zamora

Laura Luelmo

La joven zamorana asesinada por Bernardo Montoya en El Campillo ha sido despedida en la más estricta intimidad.

El cadáver de Lara Luelmo fue incinerado este viernes en la localidad onubense de Gibraleón, tras ser autorizado por la juez encargada del caso. Fuentes de la investigación han informado de que la incineración fue autorizada por la familia el jueves, una vez que se realizaron las últimas pruebas al cuerpo en el Instituto Anatómico Forense de Huelva.

 

La incineración de la joven se ha llevado a cabo 17 días después de que su cuerpo fuese hallado sin vida, el pasado 17 de diciembre, en el paraje campillero de La Mimbrera, a unos cuatro kilómetros de la localidad, una vez que han sido realizadas todas las pruebas forenses necesarias.

 

La incineración se llevó a cabo en la más estricta intimidad de la familia, que posteriormente se llevó las cenizas a Zamora, después de disponer de ellas a primera hora de la noche.