Iñaki Zubizarreta: "Hace falta sumar voces y decir basta ya a ese monstruo con cara de niño llamado acoso escolar"
Cyl dots mini

Iñaki Zubizarreta: "Hace falta sumar voces y decir basta ya a ese monstruo con cara de niño llamado acoso escolar"

Entrevista con el ex jugador profesional de baloncesto que lucha contra el bullying en las aulas.

El acoso escolar, ¿es un problema que debemos abordar entre todos porque nadie estabamos a salvo?

La gente cuando me ve hoy, con la presencia que tengo, se preguntan cómo se han podido meter conmigo, pero yo era un niño de once años indefenso, le puede pasar a cualquiera, aquí ya no se trata de como seas físicamente, al final lo que te rompe es esa cosa tan bonita que tenemos dentro y se llama corazón. No hace falta llegar a la agresión física, solamente con la palabra te pueden destruir. Nadie estamos libres, desde luego hace falta sumar voces y decir basta ya a ese monstruo con cara de niño llamado acoso escolar. Es una responsabilidad que tenemos todos, extrapola mucho más allá de los que es un acoso escolar que se ha quedado corto desde la introducción de las redes sociales, es un problema social que se nos ha ido de las manos hace tiempo. Poco a poco vamos buscando soluciones y medios para que ésto deje de pasar, siempre se trata de sumar y en eso estamos.

 

Pides la implicación de todos, ¿qué pasos debemos seguir como sociedad para abordar este problema en las aulas?

El primer paso es no minimizar, no decir que es un problema menor por el simple hecho de que es menor, es violencia pura y dura. Si estas conductas las tuviesen adultos estaríamos hablando de perfiles de torturadores sistemáticos. No es ninguna broma, no se puede edulcorar por el hecho de que sean niños, es un problema mayor porque los acosadores utilizan el miedo y la mentira lo primero, cuando los pillan, con sus propios padres, que defienden a sus hijos cuando no saben lo que están haciendo. No se puede mirar hacia otro lado, hay que ver un poquito más allá, de brazos cruzados no conseguimos nada, hay que tener siempre los ojos bien abiertos y mirar más allá de lo meramente aparente porque igual nos podemos confundir mucho.

 

¿Qué importancia tiene el contacto directo en este tipo de encuentros con los alumnos de los colegios, quienes pueden ser acosados o acosadores?

El contacto directo con los chavales es un regalo para mí, me da la vida. En grupos grandes te pudes encontrar que hay absolutamente de todo, pero lo que estamos consiguiendo es que la gente piensa en lo que hace y lo que deja de hacer y tengan ese valor para informar de si hay alguien que están viendo que lo está pasando mal sirva para que rompan esos silencios de los que hemos hablado en la jornada y haya un cambio.

Otra cosa muy diferente es a nivel de vida, donde los conflictos son inherentes, pero en los conflictos de los chavales debe haber un equilibrio de fuerzas y que tanto una parte como la otra se puedan defender, lo tienen que gestionar y aprender a vivir con ello. No hay que confundir lo que es tener una discursión puntual a lo que es el acoso, parece que la gente ha perdido el norte y ahora todo es acoso, cuando no es así. El acoso es cuando es de una manera mantenida, sostenida y encima con intención de hacer daño y destruir a alguien, eso sí es acoso. Ahora está todo sacado de quicio y en las cosas hay que ser más objetivo y un poco más honesto, y para ser honesto hay que ser primero integro, hay que trabajarse uno mismo, primero nosotros, para luego poder orientar y dar esos recursos a los chavales, es un trabajo personal que deberíamos hacer todos pero que no es así, no todo el mundo está capacitado a hacerlo o tiene intención de hacerlo.

 

Fotos: Arai Santana.

Iñaki Zubizarreta, durante la conferencia ofrecida este lunes en Ávila. (Foto: Arai Santana).