'Imágenes de la Salamanca Industrial' mostrará la labor fabril realizada en Salamanca el siglo pasado

La muestra, compuesta por cerca de setenta fotografías, se podrá ver del 28 de febrero al 30 de mayo.

El concejal de Turismo, Julio López Revuelta, ha inaugurado esta mañana, acompañado del Director del Museo del Comercio, Miguel García Figuerola, la exposición Imágenes de la Salamanca Industrial. La exposición recoge cerca de setenta fotografías de esa labor fabril  realizada en Salamanca desde finales del siglo XIX hasta la segunda mitad de la siguiente centuria. Las imágenes del pasado contienen una gran carga emocional. Pero además, todas ellas  son exponentes en la ciudad y en la provincia del panorama productivo de cada época y responden a los modelos socio-económico de otras regiones cercanas.

 

Junto a las fotografías se exponen algunas máquinas utilizadas por la industria salmantina y algunas de sus realizaciones, que forman parte de los fondos  del Museo del Comercio. Asimismo se han seleccionado algunos documentos empresariales para completar la muestra: antiguas facturas, tarjetas comerciales y anuarios industriales.

 

El título de este catálogo –y de la exposición- parafrasea el de la publicación patrocinada por la Cámara de Comercio de Salamanca, hace  veinte años: Imágenes de la Salamanca mercantil, escrito por Ignacio Francia: en la década de los noventa del pasado siglo comenzó a generarse un interés institucional por la historia de la empresa salmantina, que corre paralelo al de otras iniciativas similares por la geografía española. Es en ese contexto cuando comienza a gestarse el propio Museo del Comercio.

 

Las fechas en que se enmarca la exposición son meramente orientativas. La intención es mostrar una visión de Salamanca inusual, por cuanto no es fácil relacionar industria con Salamanca.

 

Si bien  es cierto que no han abundado las grandes empresas, sin embargo,  proliferaron  pequeñas fábricas y talleres artesanales donde se producían artículos para el consumo local y provincial: fábricas de chocolates, de gaseosas, de jabón, de velas o de zapatos. Empresas familiares que lucharon con desigual fortuna por hacerse un hueco en el mercado.

 

La exposición estará abierta hasta el 30  de mayo. Acompaña la exposición, como en otras ocasiones, un catálogo donde se recogen las imágenes expuestas. De este catálogo se han editado 300 ejemplares.