Illa niega a las comunidades el adelanto del toque de queda y Castilla y León lo mantiene a las 20.00 horas
Cyl dots mini

Illa niega a las comunidades el adelanto del toque de queda y Castilla y León lo mantiene a las 20.00 horas

El ministro de Sanidad, Salvador Illa. Foto: EP

El ministro no da opción a negociar y replica a las autonomías que den margen a las actuales medidas para conseguir una mejora. Castilla y León seguirá siendo la única que adelante el toque de queda, pero detrás podrían ir el resto.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha negado a las comunidades la posibilidad de modificar el actual decreto de estado de alarma para permitir el adelanto del toque de queda a las 20.00 como piden la inmensa mayoría de las comunidades, o incluso a las 18.00 horas. La medida es un clamor entre los consejeros de las autonomías y así se lo han hecho saber al ministro en la reunión de la interterritorial, pero el Gobierno cree que es suficiente con las medidas actuales y que hay que esperar a que surtan efecto. El ministro se ha negado también a cambios para aplicar un confinamiento domiciliario dado el caso.

 

Castilla y León, única comunidad que por ahora ha decretado un adelanto del toque de queda, seguirá aplicándolo hasta que haya resolución judicial. Habrá que ver qué hacen el resto de comunidades.

 

Ante esta situación, la consejera de Sanidad de Castilla y León ha puesto de manifiesto que la cogobernanza invocada por el Ejecutivo central para la gestión pandémica ha de ser real, no una mera declaración de intenciones o apoyo y para ello es necesario dotar a las comunidades de las herramientas legales que garanticen la efectividad jurídica de las medidas a implementar ante cada situación.

 

Casado ha insistido en que la situación epidemiológica y sanitaria por esta tercera ola de la COVID-19 está siendo aún más grave que las dos ondas pandémicas anteriores, por lo que es absolutamente necesario la adopción de medidas que palíen esta situación, ya que cuanto más se demoren esas decisiones, mayores serán los contagios, los ingresos y las personas fallecidas.

 

Una petición clamorosa

El orden del día del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que el Ministerio de Sanidad sólo constaba de los dos puntos habituales en esta reunión desde que se inició la pandemia, la situación epidemiológica del coronavirus y la evolución del plan de vacunación contra el Covid-19. Nada de un posible cambio del toque de queda, que quedaba incluso fuera del debate a pesar de que el ministro dijo el sábado que se podría hablar del asunto en esta reunión.

 

Nueve comunidades (Andalucía, Asturias, Baleares, Castilla La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, País Vasco, Galicia y Madrid) han solicitado al Ejecutivo central nuevas herramientas jurídicas que se adecúen a la situación epidemiológica y asistencial por la COVID-19, de manera que dispongan de más mecanismos oportunos y lo más inmediatos posible, adaptados a la tercera onda pandémica y referidos a la limitación de la circulación ciudadana y al establecimiento de confinamientos.

 

Fuentes conocedoras de la reunión, aseguran que el ministro ha iniciado su interveción negando la posibilidad de cambios en el toque de queda, y tras las quejas de los consejeros, el ministro ha contestado que se estudiarán todas las propuestas pero de momento no tomará ninguna y se "seguirá" como hasta ahora.

 

Así lo ha confirmado en la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial de Salud, que se ha celebrado este miércoles desde Sevilla. El Gobierno había emplazado a las comunidades a debatir y consensuar en esta reunión la petición de reformar el actual estado de alarma para adelantar el horario del toque de queda a las 20.00 horas o incluso a las 18.00 como han pedido algunos gobiernos autonómicos.

 

En este sentido, tanto Illa como la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, han insistido en que los gobiernos autonómicos tienen aún capacidad de aplicar más medidas que estén amparadas por el actual estado de alarma que rige en el país hasta el mes de mayo.

 

El ministerio ha valorado como suficiente el actual marco jurídico nacional frente a la pandemia, insistiendo en que las comunidades aún disponen de margen decisorio y que hay que esperar a ver cómo se obtienen resultados de las medidas implementadas. La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León; Verónica Casado, ha remarcado, ante la postura ministerial, la necesidad de una unidad de acción para el conjunto del Sistema Nacional de Salud, que facilite y ampare una toma rápida de decisiones desde una efectiva coordinación a nivel nacional.

 

El toque de queda a las 20.00 horas, vigente

La Junta recuerda que, en cuanto a normativa publicada en el BOCyL y sobre la que no existe aún resolución judicial, sigue vigente en Castilla y León el toque de queda establecido entre las ocho de la tarde y las seis de la mañana, además de otras medidas tales como la limitación, con carácter general, de las reuniones en espacios de uso público y privado a un máximo de cuatro personal; la reducción del aforo en lugares de culto a un tercio, con hasta veinticinco personas en total; y el cierre perimetral del conjunto autonómico y de todas y cada una de las provincias. Además, todos los territorios provinciales permanecen en el nivel 4 de alerta sanitaria para la contención de la COVID-19, con las medidas preventivas reforzadas vigentes.