Iker Casillas, volcado en Sara Carbonero, llega al hospital en el que está ingresada la periodista
Cyl dots mini

Iker Casillas, volcado en Sara Carbonero, llega al hospital en el que está ingresada la periodista

Iker Casillas, a su llegada a la Clínica Universitaria de Navarra, donde está ingresada Sara Carbonero

Hace unos minutos era Iker Casillas, tras llevar a sus hijos Martín y Lucas al colegio, quien llegaba en coche a la clínica.

El periódico ABC adelantaba ayer una noticia que nos ha encogido a todos el corazón. Sara Carbonero se encuentra ingresada en un hospital madrileño después de haber sufrido una recaída en el cáncer de ovario que le fue detectado en mayo de 2019 y del que se había recuperado plenamente.

 

Un duro golpe para la mujer de Iker Casillas que llega en uno de sus mejores momentos. Unos meses después de su regreso a Madrid tras cinco años residiendo en Oporto, estrenaba recientemente su propia sección en Radio Marca, retomando una de sus grandes pasiones, el periodismo radiofónico.

 

 

Además, Sara está triunfando con la firma de moda que tiene con Isabel Jiménez - "Slow Love", que ha arrasado con la preciosa colección que ha lanzado en colaboración con Cortefiel - y acaba de estrenarse como imagen de una conocida firma cosmética, con una campaña en la que está más espectacular que nunca

 

Pese a que no han trascendido demasiados datos sobre el estado de salud de la periodista, que ingresaba en el la Clínica Universidad de Navarra de Madrid días después de celebrar su 37 cumpleaños, se especula con que podría haber sido intervenida de urgencia.

 

Hay preocupación en su entorno, e Iker Casillas, la madre y la hermana de Sara, Goyi e Irene, e Isabel Jiménez - una de las mejores amigas de la manchega - se turnan en el hospital para acompañarla y que no esté sola en ningún momento.

 

Hace unos minutos era Iker Casillas, tras llevar a sus hijos Martín y Lucas al colegio, quien llegaba en coche a la clínica. Muy preocupado, y visiblemente molesto por la presencia de cámaras en un momento tan delicado, el exfutbolista no ha podido contenerse y ha sacado la lengua a los reporteros que le esperaban a las puertas del hospital, demostrando lo mal que lo está pasando tras el bache de salud de su mujer, a quien está más unido que nunca.