Iglesias valora las medidas de austeridad que han permitido mantener inversiones en los pueblos

El presidente de la Diputación hace balance de los primeros doce meses al frente de la institución
El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, ha valorado las medidas de austeridad puestas en marcha durante el primer año de mandato, que han permitido afrontar inversiones en los pueblos como las de los planes provinciales.

Javier Iglesias ha destacado que el ahorro neto en este periodo ha sido de seis millones de euros, la misma cantidad que luego ha destinado la Administración provincial para los planes provinciales con fondos propios.

La austeridad y la eficiencia en la gestión ha sido uno de los cuatro puntos fundamentales en los que se ha centrado las tareas del equipo de Gobierno, ha explicado el presidente de la Diputación junto a sus compañeros de formación Carlos García Sierra y Franciso Albarrán.

Los otros tres “pilares” han sido, según ha continuado, la intención de priorizar en la inversión a municipios, el trabajo y cercanía con las localidades y la disciplina presupuestaria para conseguir el déficit cero.

En cuanto a la inversión a municipios, ha destacado que se ha alcanzado un incremento “significativo” en la inversión y transferencias en los pueblos y ha detallado los seis millones de euros con fondos propios para los planes de carreteras, los más de seis para el plan de medidas especiales, los 2,5 millones para el mantenimiento de carreteras, los 950.000 de fondos propios para el plan de sequía y unos 600.000 para medidas de eficiencia energética.

Respecto a la “cercanía”, ha apuntado que desde la toma de posesión ya ha visitado, sin contar la capital y Ciudad Rodrigo, de la que es alcalde, un total de 121 municipios, además de recibir a 52 alcaldes en el Palacio de La Salina.

Además, ha destacado en el cuarto punto que la Diputación ha alcanzado la disciplina presupuestaria para no tener “necesidad” de acudir a préstamos y, al mismo tiempo, amortizar 5,8 millones de deuda, quedando actualmente en 66 millones de euros.

Javier Iglesias ha reconocido que ha sido “un año duro” por la crisis económica que afecta a la economía española y por la reducción de las partidas que han llegado desde otras administraciones. Aún así, ha valorado las tareas desempeñadas durante los primeros meses por la corporación provincial.