Iglesias considera “razonable” el último borrador sobre el ibérico

No obstante, ha concluido argumentando que “hay que ser prudente” hasta que la norma finalmente se apruebe, aun así ha mostrado su “satisfacción” por el paso dado

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, ha manifestado que la última modificación de la nueva norma de calidad para el ibérico es “razonable”  y que, de aprobarse finalmente, puede “contentar a todos” después de las discrepancias abiertas en los anteriores borradores presentados por el Gobierno.

 

En palabras del máximo responsables de la Administración provincial, si esta propuesta “llega a buen puerto”  será una prueba de que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente “ha sido sensible y ha escuchado” a los profesionales del sector de provincias como Salamanca, que durante los últimos meses han mostrado sus discrepancias con las ideas iniciales de la modificación de la normativa.

 

Javier Iglesias ha reseñado que la Diputación ha sido el “paraguas” bajo el que se han cobijado y al que han apoyado otras administraciones y sectores de la provincia como los ayuntamientos de Guijuelo y Salamanca, Cámara de Comercio e Industria y otras entidades por lo que consideraban un error del Ministerio, en su confección de la norma inicial.

 

El presidente de la Institución provincial ha recordado la importancia que tiene el ibérico en la provincia de Salamanca, ya que suma el 50 por ciento del mercado del ibérico en España y el 70 por ciento de los sacrificios.

 

Este sector es “fundamental” porque aporta unos 15.000 puestos de trabajo directos e indirectos y es “uno de los grandes soportes económicos de la provincia, ha continuado Javier Iglesias durante su comparecencia ante los medios en el Palacio de La Salina.

 

No obstante, ha concluido argumentando que “hay que ser prudente” hasta que la norma finalmente se apruebe, aun así ha mostrado su “satisfacción” por el paso dado, deseando que el Gobierno se decante por la última modificación presentada, que es “razonable” frente a los borradores anteriormente barajados en el Ministerio.