Iglesias cambia día y hora de la Junta de Gobierno para compatibilizar con el Senado

La reunión semanal del órgano de gobierno de La Salina pasa de los miércoles a los viernes: el Senado, al que Iglesias acude como senador, va a tener pleno martes y miércoles de cada semana.

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, ha decidido adaptar el funcionamiento rutinario de la institución provincial para adaptarla mejor a sus numerosos cargos y responsabilidades. Así, el Boletín Oficial de la Provincia da cuenta del último cambio, que afecta a la celebración de la Junta de Gobierno, el prinicipal órgano de gobierno para el presidente.

 

Tras la formación de la corporación, Iglesias fijó la Junta de gobierno para cada miércoles a las 10.30 horas; eso sí, con la posibilidad de cambiarlo de forma excepcional cuando el presidente, por motivos razonados, así lo manifestase. Del órgano forman parte los dos vicepresidentes nombrados por Iglesias para esta legislatura y otros seis diputados delegados.

 

Sin embargo, eso ya no será así. En un decreto de finales de abril, el presidente de la Diputación ha procedido a modificar el día y hora de celebración de la Junta de Gobierno, que pasa a celebrarse todos los viernes a las 11.30 horas. No se especifican los motivos del cambio, que no afecta en nada más al funcionamiento del órgano.

 

No obstante, puede pesar la compatibilización con otras actividades de Iglesias. Con el Gobierno nacional cogiendo velocidad de crucero, la actividad en Senado y Congreso se ha regularizado. En la Cámara Alta, y habiendo período de sesiones, el pleno se celebra martes y miércoles, con lo que Iglesias lo tenía complicado para acudir a primera hora del miércoles a la reunión en la Diputación. Eso sí, su hoja de srevicios en el Senado aparece vacía esta legislatura.

 

Iglesias es el único presidente de Diputación de España que es, además, senador. De hecho, renunció al sueldo de presidente para cobrar el sueldo del Senado, que ronda los 79.000 euros anuales entre sueldo base, compensación por ser de fuera de Madrid y los cargos en comisiones que ejerce. Además, se apuntó a cobrar los 8.000 euros que el Senado pagó a sus señorías en el período entre las dos elecciones.