Igea: "Si alguien hubiera puesto 4.000 ataúdes en la Plaza Mayor en vez de sillas, esto se entendería mejor"
Tribuna mini Saltar publicidad
Tribuna800x800 file
Cyl dots mini

Igea: "Si alguien hubiera puesto 4.000 ataúdes en la Plaza Mayor en vez de sillas, esto se entendería mejor"

Francisco Igea

El vicepresidente de la Junta de Castilla y Leon, Francisco Igea, ha segurado que no quieren que en Valladolid y Salamanca haya "contacto social debido al aumento de los casos". 

El coronavirus sigue extendiéndose por Salamanca. Así, la provincia charra ha registrado 30 casos positivos por coronavirus, 9 de ellos con diagnóstico en las últimas 24 horas, según los últimos datos ofrecidos por la Junta de Castilla y León.

 

Cabe recordar que el total es ya de 6.068, 4.733 diagnosticados por PCR. Además, en la provincia charra en estos momentos hay 38 brotes activos (1 más que ayer), con 183 casos vinculados. 

 

Este jueves hay que lamentar muertes en el hospital de Salamanca. La cifra total se asciende a 389, dos más. El número de pacientes ingresados en el hospital por Covid-19 es de 63, además hay 8 pacientes en estado crítico. Se han dado un total de 1.418 altas hospitalarias, tres en las últimas 24 horas. 

 

En este sentido y tras las medidas adoptadas por parte de la Junta que han entrado en vigor este jueves, el vicepresidente, Francisco Igea, ha asegurado que "sabemos que son duras y exigentes", pero quieren dar un mensaje claro a la población de Salamanca: "Debemos preservar la vida y la salud de nuestros ciudadanos, hay que restringir al máximo el contacto social, hay que frenar la curva de crecimiento antes de que produzca problemas y haya un estado de transmisión que haga que se llenen los hospitales". 

 

Igea ha dejado claro que "por encima del valor de la vida humana no hay nada". Ha recordado que el día anterior se "han visto escenas y manifestaciones que yo no comprendo. Me gustaría que alguien a parte de las sillas en la Plaza Mayor hubiera puesto los 4.000 ataúdes que se ha llevado esta epidemia en la Comunidad. Si alguien lo hubiera hecho entenderíamos mejor las cosas". 

 

Deja claro que "tenemos una obligación. Me arrepentiré de muchas cosas pero no vamos a dejar volver a los inicios de pandemia y si tenemos que soportar insultos lo vamos a hacer. Vamos a ser estrictos, no queremos que haya contacto social en Valladolid y Salamanca, éste es el por qué de las medidas adoptadas, queremos que el mensaje sea entendido".