Ieronimus se lleva la palma entre las atracciones turísticas de Salamanca

Una turista contempla Salamanca desde uno de los puntos por los que pasa la visita. Foto: Ieronimus

El dato refleja un incremento respecto a los visitantes registrados en 2014, cuando se contabilizaron 116.012. 

La visita a Ieronimus refuerza una vez más su posición como uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad. Con 124.059 visitas en 2015, el recorrido por las torres medievales de la Catedral, registra un aumento en el número de visitantes respecto al año anterior, cuando se contabilizaron 116.012 visitantes.

 

La visita diurna ha sido realizada por  más de 117.000 personas; y el recorrido guiado en horario nocturno,  que se ha realizado nuevamente durante las temporadas con más afluencia de visitas, ha sido realizado más de 7.000 personas, un 58% más que el pasado año.

 

La segunda edición de la Noche de los Fotógrafos, celebrada el 3 de septiembre reunió a  180 personas que pudieron tomar fotografías de la exposición, con cámara o móvil. Una experiencia que ha permitido a los visitantes, por segundo año consecutivo, disfrutar con nuevas perspectivas, al tiempo que mirar, elegir y aplicar toda su sensibilidad al captar la imagen, y sobre todo, tomarse su tiempo en este espacio tan especial.  Ieronimus es, además,  uno de los espacios más demandados en la Jornada de Puertas Abiertas que se celebra durante las Ferias y Fiestas; el pasado 10 de septiembre recibió 2.355 visitantes.

 

Los datos incluyen también  las 74 visitas guiadas (gratuitas con el pago de la entrada) a grupos y las 54 visitas a escolares, realizadas durante el año en horario diurno.

 

El recorrido por el interior de Ieronimus permite al visitante conocer la historia de su construcción, adentrándonos en sus 900 años de arte e historia a través de su exposición documental. El recorrido por las torres medievales de la catedral permite contemplar la Catedral Vieja y su maravilloso retablo; la terraza de la Torre Mocha; la Torre del Gallo; la gran catedral Nueva desde su andén interior; la terraza de Anaya. Y en lo más alto, el cuerpo de campanas, desde donde proyectar a los cuatro puntos cardinales una mirada inédita de la ciudad, tanto para habitantes, como para quienes nos visitan. El valor de las estancias interiores de las torres ha sido objeto de largos estudios históricos, arquitectónicos y arqueológicos. Los recorridos actualmente abiertos se encontraban anteriormente en situación de ruina física, terriblemente desfigurados o bien tapiados e intransitables.

 

Las visitas nocturnas a la Catedral, continúan siendo uno de los principales reclamos de la oferta turística en el periodo estival. Un total de 7.060 personas han disfrutado en 2015 de estos singulares recorridos, lo que supone un importante incremento respecto al año anterior.

 

“Mientras la Catedral duerme…”  es el título de esta visita guiada, de una hora y media de duración, llena de sorpresas, que en 2014 ha ampliado nuevamente su apertura al público con pases desde mediados de mayo, y los sábados del mes de junio; los viernes (en tres pases, 21h, 22h y 23 h) y los sábados (en cuatro pases,  20h30, 21h, 22h30 y 23h) en los meses de julio y agosto; en septiembre y octubre los viernes y sábados (en tres pases, a las 20’00, 20’30 y 22’00h).  Y también en los puentes festivos de los meses de noviembre y diciembre.