Ieronimus, Scala Coeli y Monumenta Salmanticae, más accesibles para los discapacitados en Salamanca

Se han editado de folletos muy visuales para hacer la lectura mucho más fácil a cualquier persona que visite estos tres espacios.

El ayuntamiento de Salamanca, a través de Turismo de Salamanca, ha reforzando el material turístico adaptado a personas con discapacidad funcional. Gracias a la colaboración del Grupo de Lectura Fácil de ASPRODES Plena Inclusión Castilla y León, se ha editado una versión adaptada de los folletos generales de Ieronimus, Scala Coeli y Monumenta Salmanticae.

 

Se trata de folletos muy visuales para hacer la lectura mucho más fácil a cualquier persona que visite estos tres espacios. Están elaborados de letra de gran tamaño y textos sencillos para que resulten lo más fáciles de entender no solo a personas con alguna discapacidad intelectual, sino también a extranjeros o personas mayores con dificultades lectoras.

 

Estos nuevos materiales se suman a la guía general de la ciudad, editada en 2015, y que seguía también las pautas internacionales de Inclusión Europea y de la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA) para materiales de lectura fácil y ha sido validada por la Asociación de Lectura Fácil de Castilla y León. 

 

Los tres nuevos folletos están disponibles en la Oficina de Información Turística de Salamanca para las personas y colectivos interesados. Y también se ha distribuido en los propios espacios.

 

Bajo la marca “Salamanca con todos los sentidos”, el Ayuntamiento, a través de Turismo de Salamanca, viene apostando, de forma especial en los últimos años, por una ciudad accesible, en todos los ámbitos, con el fin de adaptarse a las demandas y necesidades de todos los públicos. En ese objetivo, cuenta con la destacada colaboración con los principales colectivos de la ciudad, como la ONCE, ASPRODES, el CRMF, o el Centro Cultural de Personas Sordas.

 

Entre las últimas actuaciones, destaca la adaptación en braille de los carteles informativos en Ieronimus y Scala Coeli, la instalación de la maqueta tiflológica en Monumenta Salmanticae. Precisamente, el Centro de Interpretación del Patrimonio Arquitectónico y Urbano de Salamanca constituye uno de los espacios más adaptados para estos colectivos. Las gafas virtuales, con las que realizar el tour virtual y disfrutar de las vistas desde las Torres de la Catedral o Clerecía, son también otra herramienta que permite a colectivos con discapacidad física disfrutar de visitas que de otro modo son difíciles de realizar.

 

La Oficina de Información Turística continúa reforzando servicios para estos colectivos: a la incorporación del bucle magnético, para las personas con discapacidad auditiva se suma la instalación de un plano de la ciudad en braille y alto relieve. En cuanto a los materiales, se ha realizado, en colaboración con la ONCE, una edición en braille del plano de la ciudad y también del folleto genérico de Salamanca. En el mostrador adaptado para personas con movilidad reducida se ofrecen todos los materiales disponibles.