Ida Vitale llena Juzbado de poesía a sus 95 años
Cyl dots mini

Ida Vitale llena Juzbado de poesía a sus 95 años

La ganadora del Premio Cervantes de Literatura 2018 compartió un emotivo encuentro con los vecinos de la localidad, agradeciendo "estar libre" tras una semana "llena de actos".

Salamanca se llenó de poesía, arte y encanto gracias a la presencia de la ganadora del Premio Cervantes de Literatura 2018. Ida Vitale llegó a Juzbado a sus 95 años para  un acto que contó con un gran entusiasmo por parte de los vecinos del municipio. 

 

De la mano de su hija Amparo, la escritora uruguaya, encuadrada en la ya llamada 'Generación del 45', llegó a Juzbado agradecida y encantado "después de una semana llena de actos" tras recibir ese merecido galardón.

 

Fernando Rubio, alcalde de Juzbado, presentó el acto destacando el esfuerzo que suponía para Ida Vitale estar en la localidad tras una semana tan intensa. No en vano, el pasado 23 de abril, recibió el Premio Cervantes 2018 en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares de las manos de los Reyes de España.

 

 

Tras ello, Ida agradeció "por fin estar al aire libre" tras una semana en la capital llena de actos y en la que el mal tiempo no le "permitió ver el sol".  La lectura de las tres placas de bronce, ubicadas en una de las paredes de la iglesia parroquial y en la Peña del Castillo fue seguida por centenares de personas que se arremolinaron junto a la escritora y muchas personalidades del mundo de la cultura que la acompañaron en todo momento. 

 

Antonio Colinas, poeta y escritor galardonado recientemente con el Premio Reina Sofía y amigo de la poeta, o Mar Sancho, directora de políticas culturales de la Junta de Castilla y León, fueron algunas de las personas que junto a Fernando acompañaron en todo momento a Ida a lo largo del paseo al aire libre.

 

Ida Vitale, con energía y arrojo estuvo en todo momento charlando con vecinos y amigos de Juzbado. Dedicó unas palabras también a los más pequeños, a las mujeres rurales destacando "la calidez", la "gran solemnidad popular de Juzbado" y "un pueblo que acoge la poesía,  es un buen pueblo".

 

 

Tras el paseo y viendo que la multitud no cabía en el salón de actos del Ayuntamiento donde estaba todo preparado para escena, se cambió el programa y se realizó una lectura de poemas al aire libre para que todos los asistentes pudieran escuchar cómodamente a la poeta. 

 

María José Bruña, profesora y estudiosa de la obra de Vitale, fue la encargada de presentar el segundo de los actos. La lectura se alargó hasta las 20.00 h. momento en el que Fernando Rubio cerró el acto con un alegato "por la cultura y la voz" en contraposición con el, a veces, "silencio del mundo rural".  También invitó a los incansables asistentes a volver ya que "a partir de hoy comienza el tiempo mágico para volver a Juzbado y leer en sus calles a Vitale, Colinas, Gamoneda o Mestre".

 

Ida Vitale firmó decenas de libros hasta bien entrado el atardecer.