Iberdrola inaugura la iluminación ornamental interior de la Catedral Nueva

(Fotos: Arai Santana)
Ver album

El proyecto de renovación, que cuenta con una potencia total instalada de 6,9 kilovatios (KW), consigue mejorar la eficiencia energética un 87% ​​​​. 

Iberdrola ha inaugurado en la tarde de este 6 de abril de 2019 la iluminación ornamental interior de la Catedral Nueva de Salamanca después de haber llevado a cabo una minuciosa labor de renovación e instalación de un nuevo sistema lumínico para dotar de mayor protagonismo a aquellos elementos relevantes de este templo declarado Bien de Interés Cultural.

 

El obispo de Salamanca, Carlos López; el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán; el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo; el deán-presidente del Cabildo Catedral, Florentino Gutiérrez, y el presidente de la Fundación Iberdrola España, Fernando García, han asistido al primer encendido de esta iluminación con la que la Catedral Nueva mejorará su eficiencia energética un 87%.

 

El presidente de Iberdrola ha declarado que esta actuación forma parte del Programa de Iluminaciones de la compañía, "por el que destinamos importantes recursos al principal objetivo de preservar y conservar edificios singulares para contribuir a la puesta en valor del rico patrimonio de nuestro país. La Catedral Nueva de Salamanca es uno de los ejemplos más relevantes del inigualable patrimonio cultural con el que cuenta esta maravillosa ciudad".

 

Asimismo, ha subrayado: "Con ello, no solo aportamos un beneficio artístico y cultural a los territorios en los que estamos presentes, sino que, además, servimos de motor económico y promovemos el cuidado del medio ambiente, al utilizar las tecnologías más eficientes".

 

La compañía ha aplicado la tecnología led más avanzada para remarcar las bóvedas de las naves laterales y central, el crucero y el cimborrio, así como resaltar elementos concretos de la capilla mayor y el altar con una potencia total instalada de 6,9 kilovatios (KW).

 

Para ello, se han instalado 144 focos y hasta 1.400 metros de cable que, gracias a una meticulosa instalación, pasarán desapercibidos a los ojos del visitante en las galerías de los triforios que circundan las naves de la catedral.

 

Firme compromiso de Iberdrola con Castilla y León

La iluminación ornamental interior de la Catedral Nueva de Salamanca es una muestra más del compromiso de Iberdrola con Castilla y León y de su propósito permanente de promover el valor social de la cultura y la protección y conservación del patrimonio histórico-artístico de la región.

 

La compañía está históricamente muy vinculada a esta comunidad autónoma, en la que da servicio a más de un millón y medio de clientes. Cuenta con más de 5.700 megavatios (MW) de potencia, de los cuales prácticamente la totalidad son renovables, a través de parques eólicos como Sierra de Dueña o grandiosas instalaciones como la central hidroeléctrica Aldeadávila, ambos complejos ubicados en la provincia de Salamanca.

 

A través de su actividad, Iberdrola ejerce un potente efecto tractor en esta tierra, donde cuenta con una plantilla de casi 1.000 profesionales -más de 200 en la provincia salmantina-. Un empuje que también se ve plasmado en la inversión de cerca de 100 millones de euros realizada en esta comunidad el año pasado, las compras a casi 800 proveedores locales por valor de 165 millones de euros y la contribución fiscal de más de 230 millones de euros.

 

La Catedral Nueva de Salamanca comenzó a construirse en el siglo XVI y las obras se extendieron durante más de 200 años, conservándose a pesar de ello el estilo gótico tardío de su inicio en todo el conjunto. En la promoción inicial intervinieron los Reyes Católicos, a petición del Cabildo Catedral, que, con los obispos sucesivos, actuó siempre como principal promotor. Entre los grandes maestros arquitectos que dirigieron las obras durante casi dos siglos y medio figuran, entre otros, Juan y Rodrigo Gil de Hontañón, Juan de Álava, Juan Setién Güemes, Pantaleón Pontón, los hermanos Churriguera y Juan de Sagarbinaga.