Iberaval aprueba 2.070 financiaciones a pymes y autónomos durante el periodo COVID-19

Todas estas financiaciones han supuesto un importe de 191,24 millones de euros, un 234% más que en el mismo período de 2019

Iberaval ha aprobado las 2.070 financiaciones a pymes, autónomos y emprendedores, durante el denominado periodo COVID-19, desde el 16 de marzo y hasta el pasado viernes 5 de junio, con un importe de 191,24 millones de euros, un 234 por ciento más que en el mismo periodo de 2019, cuando se aprobaron 620 expedientes.

 

En estas doce semanas Iberaval ha multiplicado por más de tres su actividad de financiación durante este periodo COVID-19 y ha aumentado el importe aprobado en un 96 por ciento, casi el doble, frente a 2019, cuando se dio luz verde a operaciones por un total de 97,22 millones de euros.

 

El presidente de Iberaval, César Pontvianne, considera que "un número elevado de pymes y autónomos de Castilla y León ha comprendido que acceder a liquidez resulta imprescindible en este momento, y que la falta de financiación puede ser la estocada final para muchas empresas".

 

En este punto ha remarcado que "ahora nos toca a todos, empresarios, pero también entidades como Iberaval e instituciones" anticiparse y poner soluciones "concretas y accesibles" ante este problema "que se irá agravando en los próximos meses, y que se resume en las dificultades de acceso al crédito".

 

Pontvianne ha remarcado la existencia de alternativas como los avales públicos, el capital riesgo, la financiación de entidades financieras y la de sociedades de garantía como Iberaval, que tiene convenios con todos los bancos y bonificaciones del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), lo que permite a las pymes obtener préstamos en mejores condiciones en lo referido a precios y plazos de devolución.

 

Los sectores productivos con mayor volumen de financiaciones aprobadas desde el pasado 16 de marzo hasta el pasado viernes (periodo COVID-19) han sido Comercio (29 por ciento del total), Servicios (23 por ciento), Hostelería y Turismo (19 por ciento) e Industria (16 por ciento).

 

En cuanto al destino de los préstamos, en el 69 por ciento de los casos se ha referido a préstamos de circulante, para obtener liquidez, mientras que el resto (31 por ciento) han facilitado inversión u otras líneas de avales.


El importe medio de las operaciones formalizadas durante las doce semanas transcurridas desde la declaración del estado de alarma asciende a 70.000 euros a devolver en 4 años y tres meses, de media.

 

La Junta de Castilla y León ha respaldado la acción de Iberaval durante esta crisis del coronavirus a partir de varias líneas de bonificación de préstamos para hacer frente al impacto económico que ha tenido. Concretamente, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial.

 

Esas líneas, con carácter finalista para bonificar total o parcialmente las financiaciones, han hecho posible la supervivencia de miles de pymes, autónomos y emprendedores. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: