Huye de la Policía en coche y amenaza a los agentes al ser detenidos: "Salamanca es muy pequeña..."

Agentes de Seguridad Ciudadana detienen a un joven que conducía con síntomas de ir bebido y drogado tras una persecución a toda velocidad. El conductor amenaza e insulta a los agentes al ser capturado.

Un varón de 25 años y de nacionalidad española fue detenido ayer por dos agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana como presunto autor de un delito de amenazas tras una larga persecución en coche que acabó con insultos y amenazas a los agentes, a los que llamó "bastardos" y les dijo que "Salamanca es muy pequeña" y "os voy a cortar el cuello".

 

Los hechos ocurrieron sobre las 10.30 horas del jueves cuando los agentes, que se encontraban realizando labores de prevención de la delincuencia a la altura del Paseo Don Gonzalo Torrente Ballester, observaron como un vehículo, al detectar su presencia, inició una maniobra de aceleración.

 

Tras una búsqueda del referido vehículo por la zona, éste fue localizado en la Avenida de los Cipreses a la altura del Multiusos Sánchez Paraíso, acelerando nuevamente con clara intención de evadirse de la dotación policial. Se inicia una persecución en la que dicho vehículo llegó a poner en peligro la integridad física de los viandantes, atravesando semáforos en ámbar e incluso alguno con el color verde para los peatones. La persecución finalizó en la carretera de Valladolid, a la altura del campo de fútbol de la Federación por causas de la circulación toda vez que existía un atasco en la rotonda de entrada al Polígono los Villares.

 

El individuo posteriormente detenido presentaba evidentes síntomas de embriaguez y de posible consumo de sustancias estupefacientes. Tras requerir la presencia de una dotación de Policía Local para que le realizase prueba de alcoholemia ésta dio resultado positivo. Mientras se estaba esperando la llegada de la grúa para la retirada del vehículo, este individuo empezó a increpar a los agentes policiales gritándoles: “Bastardos, inútiles”, “Salamanca es muy pequeña y nos volveremos a ver, os voy a cortar el cuello”.

 

En vista de tales amenazas se procede a la detención de este individuo, siendo informado, verbalmente, de los hechos que se le imputan así como de los derechos que le asisten, en conformidad con lo dispuesto en la legislación vigente, siendo trasladado hasta dependencias policiales donde, por escrito, le son reiterados los anteriores. El detenido, que carece de antecedentes, fue puesto en el día de ayer a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia quedando en libertad posteriormente.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: