Hornos pizzeros
Cyl dots mini

Hornos pizzeros

Una pizza dentro de un horno.

Tanto si eres un aficionado como un cocinero profesional, un horno de leña es el horno de pizza por excelencia si lo que buscas es ese sabor tan característico en uno de estos alimentos. Por otro lado, hacer la pizza perfecta en un horno de leña significa que hay que aprender a controlar las llamas perfectamente en todo momento.

 

Además, la limpieza de un horno de leña también es más rigurosa. Si estos detalles te desaniman al elegir uno de leña, existen otros tipos de hornos para pizza, los cuales exigen menos a la hora de usarse igualando y proporcionando un sabor parecido al de un horno de leña.

 

¿Qué horno pizzero elegir?

A continuación, te enseñamos los diferentes tipos de hornos para tus pizzas. Existen los modelos de hornos a gas, los cuales son más fáciles de encender y controlar, y en términos de rendimiento de cocción pueden casi igualar a los hornos de leña.

 

Los hornos de gas para pizzas suelen ser más asequibles y cuestan menos de mantener. Por lo general, no suelen ser muy grandes, lo que significa que pueden ser más fáciles de encajar en lugares donde el espacio de la cocina es más reducido. Son ideales para hacer pizzas personalizadas de porciones más pequeñas en lugar de pizzas grandes.

 

También hay hornos de pizza eléctricos, que suelen estar diseñados para su uso en interiores. Los hornos eléctricos te permiten tener el completo control de la cocción de la pizza. Los hornos de pizza eléctricos son más fáciles de usar y más modernos, le dan a las comidas un sabor uniforme y similar, lo que es perfecto para los restaurantes con más flujo de personas.

 

Si no dispones de mucho espacio, también puedes elegir un horno multivalente que te permita combinar más de una función. Por ejemplo, un horno de pizza y al mismo tiempo un horno para barbacoa.

 

Características de un horno pizzero

Ahora que ya conocemos los diferentes tipos de hornos, un punto muy importante a tener en cuenta a la hora de elegir un horno para pizzas es su capacidad de calentamiento. Una pizza debe cocinarse en solo 2 a 5 minutos en un horno que pueda alcanzar altas temperaturas, lo cual no es posible en la gran mayoría de los hornos convencionales.

 

También es importante tener en cuenta el aislamiento de la cámara de cocción del horno para pizzas, ya que este determina la distribución del calor en la cámara y, por tanto, la uniformidad de la cocción de la pizza. El aislamiento también reduce la temperatura de las paredes exteriores para que el horno emita menos calor.

 

Esto es un punto a considerar especialmente importante para los restaurantes, ya que deben utilizar el horno de pizza en el interior. Cuando sea necesario, siempre hay que hacer pasar suficiente aire por el sistema de climatización y llevarlo lo más cerca posible de la boca del horno. Para los restaurantes especializados en pizzas, contar con excelentes hornos pizzeros hará que los comensales queden a gusto y satisfecho con la calidad ofrecida.