Herrera presenta a Ciolos una postura común de la futura PAC

Puntos clave. Firme y decidido apoyo a las ayudas; preocupación por aspectos de la reforma; apoyo a dos pilares básicos, ayudas y mercados y desarrollo rural; costes diferenciados y apuesta por los jóvenes
ical / chema díez
El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, entregó ayer en Burgos al comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Dacian Ciolos, una “posición común”, lograda entre el Gobierno regional, las cuatro organizaciones profesionales agrarias (Asaja, UPA, COAG y UCCL) y la Unión Regional de Cooperativas Agrarias, en la que se pide una buena financiación para la Política Agraria Común (PAC) y que se base en sistemas de ayudas, mercados y desarrollo rural, entre otras cuestiones.

Se trata de una “posición de Comunidad”, aseguró Herrera, quien también expresó la voluntad “de seguir trabajando y colaborando para conseguir una posición común española” en relación con la reforma de la PAC a partir del año 2014 y en el horizonte de 2020. La “posición común” alcanzada se resume en cinco puntos: el “firme y decidido” apoyo a la PAC; la preocupación por determinados aspectos de la reforma; el acuerdo sobre una estructura de la Política Agraria basada en dos pilares, el de los sistemas de ayudas y mercados, y el de desarrollo rural; la atención a condiciones y costes diferenciados, y una “clara apuesta” por los jóvenes.
“Blindaje del sector”
Herrera subrayó que la experiencia acredita que la PAC es preferible a tener 27 políticas agrarias distintas en la Unión Europea (UE) y que para conseguir una PAC reforzada en el nuevo marco financiero 2014-2020 hay que mantener “como mínimo” la financiación y dirigirse fundamentalmente al sector agrario y alimentario. “Europa debe blindar este sector para eliminar todo riesgo de dependencia externa que desestabilice los mercados y los precios al consumidor”, expuso. En cuanto a la preocupación mostrada por determinados aspectos de la reforma, el documento entregado al comisario europeo plantea, algún cambio en el régimen de pagos a la agricultura.

El tercer aspecto, la estructura de la PAC, recoge varias matizaciones como son que se trata de “una prioridad clara” el sistema de ayudas y mercados. La nueva política, según el documento, debe dirigir sus esfuerzos a conseguir que la actividad agraria sea rentable por sí misma.

En cuanto a los dos últimos puntos, Herrera señaló que la agricultura en Castilla y León tiene considerables diferencias ya que hay actividades productivas con muy diferentes costes de producción que no pueden medirse por igual en el nuevo sistema de ayudas.

A partir de la ayuda base a la renta, se propone una atención especial para determinadas producciones que tienen costes diferenciados, como es el caso en la región de las vinculadas al regadío, de aquellas que dependen de industrias con empleo en el medio rural (remolacha azucarera) y de la ganadería.

Las OPA, satisfechas
Por su parte, las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPA) hicieron una valoración muy positiva de la visita de Dacian Ciolos, con el que dialogaron durante la comida que tuvo lugar ayer en Burgos. De este modo, el presidente regional y provincial de COAG, Aurelio Pérez, mostró la cordialidad del encuentro “en el que le hemos expuesto nuestros pensamientos, haciendo hincapié en el agricultor activo y el tope en las ayudas como puntos fundamentales, así como la necesidad de evitar cualquier tipo de fraude y de competencia desleal. También le transmitimos la importancia del apoyo a los jóvenes”, concluyó Aurelio Pérez.

Por su parte, el presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo, también resaltó lo “agradable” del encuentro, en el que le solicitaron varios puntos clave: “Incidimos en que el presupuesto debe ser el necesario para producir, al igual que las ayudas directas y el desarrollo rural, sin olvidarnos de los jóvenes, que son el futuro del sector, además de los que ya estamos”, apuntó.