Hasta 307 días de espera para una mamografía y 226 por un TAC: las otras cifras de la lista de espera

Resonancia magnética

El incremento de mil personas en la lista de espera quirúrgica es solo la punta del iceberg del grave problema que tiene Salamanca con el atasco en sus consultas y pruebas.

Los datos de la lista de espera conocidos este jueves han puesto de manifiesto que el Hospital de Salamanca tiene un gran problema con las listas de espera. El verano no es la época más propicia para rebajar el 'atasco' de operaciones, consultas y pruebas diagnósticas pendientes, pero las cifras de la lista de espera quirúrgica asustan: 5.300 pacientes pendientes de que los operen, 6.409 según la lista estructural, y 12.252 pendientes de consulta con especialista.

 

Son cifras mucho peores que las de antes del verano, y que las de hace un año, aunque no son un máximo: llegó a los 6.455 solo con lista de espera quirúrgica hace dos años, en el primer trimestre de 2017. Con las cifras de los últimos años se comprueba que la lista de espera de operaciones se 'inflama' cada verano, cuando supera habitualmente los 6.000 pacientes, para luego ir rebajándose el resto del año, pero nunca termina de mejorar: hace un año estaba en mil pacientes menos y ha vuelto a repuntar.

 

Además de la lista de espera quirúrgica, sobre la que hay datos desde hace años, hay otras cifras que confirman el 'atasco' que tiene el Hospital en su funcionamiento. Hay están los 12.252 pendientes de consulta con especialista, 1.728 de ellos de traumatología, los 1.437 de oftamología o los 1.390 de dermatología. La demora media es de 75 días para conseguir una cita para consulta de especialista, pero puede llegar a 157 días en oftalmología: cinco meses solo para que te vea un especialista.

 

En cuanto a las pruebas diagnósticas, hay 1.654 personas en lista de espera, de las cuales 934 están esperando una ecografía, 321 resonancias y 278 TAC. Solo hay 21 mamografías pendientes, pero esta prueba se lleva la peor parte en espera: son  hasta 307 días en caso de un aplazamiento voluntario, 271 en caso de aplazamiento por parte de los médicos, aunque la media de las que se hacen es de 104 días: en términos globales, las peores esperas de toda Castilla y León. Hay que esperar hasta 226 días por un TAC y 201 por una resonancia magnética.

Noticias relacionadas