Actualizado 07:01 CET Versión escritorio
Salamanca

Hasta 200 euros de multa o la vida en juego: cómo ponerse (bien) el cinturón de seguridad

SEGURIDAD VIAL

Por la multa de 200 euros, porque la DGT ha puesto 225 cámaras para controlar que lo usamos... pero sobre todo por nuestra integridad: así hay que ponerse el cinturón de seguridad.

Publicado el 02.09.2018

Parece una cosa muy evidente: ponerse el cinturón es obligatorio y todo el mundo debería saber cómo hacerlo. Pero la realidad es otra. En los diez años de aplicación de la Ley de Permiso por Puntos, las infracciones por no usar el cinturón de seguridad o los SRI constituyen la segunda causa de retirada de puntos. Es decir, que miles de conductores siguen conduciendo sin cinturón y, lo que es má grave, circulan con menores que no van sentados en sillitas.

 

El uso del cinturón es vital para evitar las secuelas de un accidente: reduce a la mitad la probabildiad de muerte. Por eso, la DGT ha puesto en funcionamiento 225 cámaras que detectan si lo llevamos o no. Los conductores que sean captados por las cámaras sin llevar debidamente abrochado el cinturón recibirán una denuncia de 200 euros y la detracción de 3 puntos. Así que, por seguridad y obligatoriedad, hay que ponerse el cinturón. Pero, ¿cómo ponérselo bien?

 

La DGT explica en su revista. Deben llevarlo todos los ocupantes del vehículo y ha de ajustarse lo más bajo posible sobre las caderas y sin holguras, sin colocarse nunca por encima del cuello. La banda diagonal debe pasar por el centro de la clavícula (entre el hombro y el cuello): ni muy fuera, porque en caso de colisión se perdería su efecto protector, ni muy dentro, que podría producir lesiones en la zona. La banda horizontal debe ir por debajo del abdomen, en contacto con una parte de la pelvis más resistente llamada cresta ilíaca (el punto más alto de la pelvis).

 

Una vez abrochado, hay que comprobar que no esté enganchado o enrollado en alguna parte de su recorrido, porque puede ser peligroso y restarle eficacia. Si está retorcido, sujetará peor el peso del cuerpo, y si está pegado al cuello, puede originar cortes o quemaduras en caso de accidente. Bajo el brazo origina un desplazamiento descontrolado de la parte superior del cuerpo.

 

No deben utilizarse pinzas o prendas demasiado voluminosas, como abrigos. Tampoco poner nada debajo del cinturón, como cojines o almohadones, con el fin de ir más cómodo. Una vez situadas las bandas, se recomienda tirar un poco hacia arriba de la diagonal con el fin de que el cinturón quede bien ajustado y sin holguras.

 

No utilizarlo en los asientos traseros supone un gran riesgo. En un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos de delante puede ser hasta 8 veces mayor.

COMENTARComentarios