‘Hanna y los reinos de Kettke’ acerca la fantasía a los vecinos

Una historia fantástica inspirada en muchas de las novelas que desde niños conocemos y hemos leído”. Así definía ayer el escritor salmantino Paul Sanca su reciente creación, Hanna y los reinos de Kettke, la novela escogida por la localidad de Carbajosa para acercar el mundo de la literatura a sus vecinos. Dentro del marco de la I Feria Municipal del Libro que se celebra estos días, Carbajosa contó con la presentación de un autor cuya primera novela acaba de salir al mercado.
Lorena Lago

En un acto muy participativo, el autor fue desgranando uno a uno los secretos de una novela que sorprende porque “toca el interior de quien la lee y le acerca a mundos que aunque parecen cercanos, en realidad están muy lejos”. Fue un acto que contó con el respaldo popular y del municipio, que contó con representantes como el segundo teniente de alcalde, Leocadio Hernández, la bibliotecaria municipal, Elena Mateos y Raúl Sinovas, de la librería Shogun.

Durante los más de cuarenta minutos que duró la presentación fueron muchos los que se animaron a preguntar al autor por el proceso de creación de un libro que ha sorprendido a propios y extraños por la fuerza de sus personajes y la novedosa historia. Casi dos años ha costado al escritor terminar una novela “íntegra y fuera de lo convencional en la que se incluyen retazos que mucho recuerdan a otras novelas fantásticas como La historia interminable o El Señor de los Anillos”.

Este licenciado en Económicas contó además, durante el debate entablado con los vecinos de la localidad, lo difícil de desarrollar esta historia. “Cuando comienzas crees que es realmente difícil pasar lo que tienes en la cabeza al ordenador, aunque después te das cuenta de que las palabras van surgiendo y que lo que apenas podría darte para rellenar 100 folios se convierte en una novela de más de 300”.

Concluido el debate, muchos vecinos continuaron disfrutando de la Feria del Libro que estos días ha traido al municipio varias actividades centradas en la lectura. Caricaturas, escritura de cuentos y música, se convirtieron en protagonistas de una jornada cuyos organizadores valoraron de una manera muy positiva. “La gente está respondiendo muy bien y estamos muy sorprendidos porque están colaborando mucho”, comentaba la bibliotecaria municipal, Elena Mateos.