Halcón Avenida se juega ante Bourges su futuro en Europa

TERCER PARTIDO. Würzburg será el juez de la eliminatoria esta noche ante un previsible lleno.
Isabel de la Calle
Halcón Avenida se la juega esta noche en el municipal de Würzburg. Después de un ilusionante inicio de eliminatoria en el que las salmantinas fueron las dominadoras absolutas del encuentro, en el segundo envite las charras se llevaron un buen revés al caer derrotadas en la inexpugnable cancha gala. De esta manera, gracias al factor cancha, será de nuevo el pabellón salmantino el que dicte sentencia en estos octavos de final mientras Ros Casares espera ya rival, clasificado para cuartos tras sólo dos encuentros.

Jordi Fernández podrá contar con toda la plantilla en el choque de esta noche a pesar de los achaques que tienen algunas de sus jugadoras. La alero belga Anke de Mondt ha sido la última en caer y por eso mismo ayer descansó aquejada de una sobrecarga muscular en una de sus piernas. El resto de las jugadoras se pudo ejercitar con normalidad.

Por otro lado, al igual que sucedió en Francia, el ambiente que se espera en el pabellón charro es el de las mejores citas, con un lleno absoluto. En el segundo choque de la serie, una de las claves fue precisamente el rendido apoyo local a su equipo. Otro de los factores que decantó el encuentro a favor de las tangos fue la permisividad arbitral, aprovechada por Bourges para defender siempre al borde de la legalidad. El funcionamiento de la pareja de interiores charra frente a la francesa será otra de las cuestiones que terminará dando el pase a uno de los dos.