¿Hacen los políticos castillos en el aire?