“Hablar de ascenso en este momento creo que es utopía”

JUAN CARLOS OLIVA. Entrenador de la UDS
T. S. H.

La cara del técnico unionista era un poema al final del encuentro de ayer. “Si me preguntas la lectura del resultado finalpues te llevas una decepción, porque era una partido lo suficientemente importante como para llevarse los tres puntos y se puede hablar de todo. Tampoco creo que que haya sido tan violento como para cuatro expulsiones. Es una lectura que agrava que no hayamos sido capaces de ganar”, reconocía el pareparador.
“No lo hemos hecho bien. Los primeros diez minutos tuvimos movilidad, velocidad por fuera y nosotros mismos nos complicamos la existencia. Cualquier duda que nosotros mismos nos creamos hace que el equipo parezca otro, temeroso y con poca personalidad”, aclaraba Oliva, para el que “en la segunda parte volvimos a arrancar bien y se dan todas las circunstancias para ganar. Pero es cuando tienes que tener más serenidad y tras su empate vamos alocados, queremos hacerlo rápido y con alternativas que no nos salen bien. No hemos sabido tener tranquilidad para sacarlo adelante. Se tenía que haber ganado y es una decepción importante no haberlo hecho”, reconoció.

El ascenso, ¿más difícil?
El técnico era interpelado sobre si cree que se han escapado muchas opciones para el ascenso. “Creo que es una utopía hablar de ascenso en este momento. Acabas de empatar y con las circunstancias que nos pasan, en estos momentos ese objetivo es algo que esta muy lejos de nuestras posibilidad”, reconocía el técnico. “Hay que ir partido a partido e intentado buscar esa tranquilidad y a ver si un día se puede ganar con soltura. Las sensaciones ahora no son esas”, recalcaba.

Sobre la ausencia de Linares en el once, Oliva apuntaba que “es un jugador que acabó muy cargado y buscábamos aprovechar esa movilidad de gente para sacar a sus centrales de ahí. Tener esa movilidad en el primer tiempo y tener para la segunda más polivalencia arriba o cambios como un mínimo más ofensivo. Que no nos pasara como ante el Betis, que no había posiblidad de crecer ofensivamente”.

Oliva explicaba por qué el equipo tropieza siempre en las mismas piedras: “No es un equipo que intente jugar al pelotazo, eso sí lo tengo claro. Y muchas complicaciones es por lo otro, porque no se quiere sacar en largo como sucedió en Irún. Otra cosa es que en ese momento se haga mejor o peor. Se ha intentado tener un campo amplio y utilizar nuestras armas, otra cosa es que interpretemos mejor o peor que realmente no se está haciendo.

Oliva se refirió a la actuación del colegiado, respondiendo a si creía que el choque le vino grande. “No. Creo que no, la dinámica ha ido como ha ido pero no porque hubiera violencia en el campo. Tampoco he visto que estuviera especialmente nervioso lo que pasa es que en ocasiones las amarillas salen por pequeños detalles y salen muy caras”, finalizó el preparador unionista.